Consumer understanding, la práctica que toda marca debe realizar

Internet ha traído consigo una gran cantidad de datos del consumidor que las marcas tratan de aprovechar al máximo. Si en algún momento había pocas fuentes de información, en 2017 esto ha quedado atrás.

El tamaño mundial del mercado de Big Data alcanzará este 2017 los 43 mil millones de dólares, según estimados de Wikibon.

Sin embargo, una gran cantidad de datos no es equivalente a conocer al consumidor, por ello existen segmentos especializados en datos, dependiendo de la estrategia de mercadotecnia que se quiera implementar.

Este año, las empresas se concentrarán en contratar servicios profesionales de Big Data, como se puede ver en la siguiente gráfica:

Conocer al cliente debería ser una prioridad para las compañías, de hecho lo es cada vez más. El caso más representativo estaría incluido en una frase: “Hay cosas que el dinero no puede comprar, para todo lo demás existe MasterCard”.

El porcentaje que prevé invertir en Big Data decreció de 31 por ciento en 2015 a 26 por ciento al cierre de este año.

Hace más de 20 años, cuando la Big Data no tenía tal función en las estrategias, la firma desarrolló la estrategia que actualmente ha evolucionado a Priceless Cities, concentrada en experiencias únicas y diferenciadas para los consumidores.

En este sentido, José Luis de La Vega, vicepresidente de Marketing y Comunicación de Mastercard México y Centroamérica, reconoció la relevancia del consumer understanding y las costumer insights para una marca que busca entender a sus consumidores, la base de toda estrategia de marketing.

Al dominar las opiniones de los consumidores se puede entender con mayor facilidad sus necesidades. Por ello es que la práctica básica de las compañías debería ser el consumer understanding.

Para comprender mejor la importancia de esta práctica, están, por ejemplo, las destinadas a generar lealtad.

Al conocer al consumidor, se oferta una experiencia que le gustará vivir y se generará un vínculo difícil de romper, el fin de toda compañía. Pues, si bien una marca busca el consumo del cliente, es aún mejor cuando ese consumo se multiplica por la lealtad que el shopper le brinda.

De ahí que el 81 por ciento de las compañías en Estados Unidos, mida el funcionamiento de las estrategias de satisfacción al cliente por medio de la retención de clientes, es decir, de su lealtad.

La clave en todo eso es entenderlo y para ello es necesaria la inversión en distintas herramientas que permitan una mejor comprensión de sus deseos.

Conocer al consumidor es el camino obligatorio para las compañías, el reto radica en seleccionar datos realmente útiles, al lograrlo, esto sería una ventaja para la firma, pues del 74 por ciento de las empresas que aspiran a impulsar sus estrategias de negocio mediante la gestión de grandes cantidades de datos, sólo el 29 por ciento traduce la data en resultados medibles eficientes.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299