Con el comienzo de la actividad económica en el país, se marca el inicio del fin de la pandemia. Cuando menos así lo indican las autoridades, con lo que a la sombra de la emergencia de salud, se vislumbra un problema de grandes dimensiones: la pérdida de trabajo.

Y es que con el freno en la cadena de valor millones de mexicanos se quedaron sin empleo, con lo que una vez controlado el brote sanitario, la preocupación se enfocará en volver a emplearse, lo más rápido posible y sobre las mejores condiciones.

Las cifras de desempleo

Estimaciones entregadas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) las cuales indican que 12 millones de mexicanos se habrían quedado sin empleo tan sólo durante abril pasado.

De manera puntual se estima que la Tasa de Participación Económica en abril de fue del 47.5 por ciento respecto a la población de 15 años y más, cifra menor en 12.3 por ciento a la reportada en marzo pasado, con lo que se pasó de 57 millones de personas activas económicamente a 45 millones, una diferencia de 12 millones.

Este escenario se agrava cuando consideramos que aunque la gente busca trabajo son pocas las opciones que encuentra disponibles.

Aunque 2.1 millones de personas, que equivalen a 4.7 por ciento de la Población Económicamente Activa (PEA), realizó algún actividad relacionada con la búsqueda de empleo tasa superior en 1.7 puntos porcentuales respecto al mes de marzo, la realidad es que la oferta de empleo está paralizada.

Cuando menos así lo refiere un reciente estudio firmado por OCC Mundial, el cual revela que  el 56 por ciento de los reclutadores en México ha puesto en pausa sus contrataciones, mientras que sólo 8 por ciento sigue contratando con normalidad y apenas el 2 por ciento está reclutando mucho más que en semanas anteriores.

5 básicos para conseguir trabajo

EL escenario no es menor y lo más probable es que, cuando menos en un primer momento, la oferta supere a la demanda.

Ganar relevancia, sobre todo en espacios digitales que ahora son herramientas de gran valor para búsqueda de trabajo y candidatos, será fundamental.

La gran pregunta que surge es cómo lograrlo, razón por la cual compartimos 5 aspectos básicos que deberás de considerar para mejorar tus opciones de conseguir trabajo en la era post-coronavirus:

Define lo que quieres 

La respuesta a esto podría ser simple: un trabajo bien pagado y con posibilidades de crecimiento. No obstante esto es una generalidad. Es importante tener claridad en los proyectos que en verdad de interesan porque de esta manera podrás enfocar tu búsqueda y hacerla más efectiva.

Sólo sería una perdida de tiempo tomar una vacante porque tiene un buen sueldo si esta no se ajusta al enfoque persona u a los intereses. Cómo y de qué forma quieres crecer es la pregunta a solucionar.

Aprende a venderte

De la misma manera que sucede con un negocio, si las personas no existen en internet, más en estos tiempos, serán poco visibles para los reclutadores.

Crear un perfil al que puedan acudir los reclutadores de preferencia en una red dedica al ámbito profesional como LinkedIn, en el que expongas experiencia, habilidades y proyectos pasados así como tus motivaciones y los retos. La identidad profesional debe reflejarse en el contenido online relacionado contigo.

Pierde el miedo a nuevas opciones

Si bien las bolsas de trabajo en linea son un gran herramienta no son la única opción. Desde aplicar directamente a la empresa o través de redes sociales puede ser una vía más para ganar visibilidad.

Elaborar un listado de compañías en las que te gustaría trabajar para abordarlas o crear una listada contactos desde redes sociales son opciones que no debes descartar.

Más allá de la diversión 

Si bien el grueso de las redes sociales nacieron con un enfoque lúdico es posible modificar este camino a favor tu búsqueda. Sigue a personas que laboran en las empresas que te interesen, interactúa y mantén un contacto continuo.

Cuida la entrevista digital 

Se estoma que el 70 por ciento del proceso de selección ahora es virtual. En este sentido es importante preparar incluso con mayor detalle cada entrevista digital que se tenga. Esto demandará desarrollar nuevas habilidades de expresión corporal y verbal que ahora son evaluadas con mayor detalle.

Tómalo con seriedad, el medio no modifica el fin. El hecho de que el proceso sea digital no significa que se tengan mayores libertades, al contrario, es necesario prestar mayor atención a cada palabra, gesto o respuesta.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299