Hay todo tipos de elementos que nos ayudan a hacer una segmentación de consumidores, que poco tienen que ver con los ingresos, nivel de estudios o edad.

A partir de nuevas conductas aprendidas por el impacto tecnológico, se han marcado diferencias entre millennials y iGen, estos últimos son conocidos como la generación con mayor dependencia al uso de smartphones y que nació entre 1995 y 2012.

Jean M. Twenge, profesor de Psicología en la Universidad Estatal de San Diego, en Estados Unidos, asegura que se puede perfilar a estos consumidores desde un punto de vista psicológico, por el impacto que tiene la alta atención que prestan a la pantalla de los smartphones:

Tienen mayor vulnerabilidad que los millennials a padecimientos como la depresión y el sucidio.

Menor actividad sexual.

Menor interacción con familiares.

Tecnológicamente esta generación se caracteriza porque los primeros en identificarse como iGen, fueron adolescentes testigos del lanzamiento del primer iPhone, a diferencia de la generación millennials, los iGen ya contaban con dispositivos móviles para acceder a internet, tecnología que la Generación Z aún no podía obtener de manera masiva.

Un libro que nos ayuda a profundizar aún más en la importancia de esta generación, para entender el potencial que tiene y las diferencias que la distinguen de los millennials es iGen: Why Today’s Super-Connected Kids Are Growing Up Less Rebellious, More Tolerant, Less Happy–and Completely Unprepared for Adulthood–and What That Means for the Rest of Us (English Edition)de Jean M., Ph.D. Twenge.

El autor crea una nutrida obra con una serie de contenidos a través de los cuales nos guía en el entendimiento de esta nueva generación, con conceptos como ¿quiénes son y cómo los conocemos? El concepto virtual que tienen de la realidad, su desapego del sentido de comunidad; la indefinición que tienen a conceptos como el matrimonio, tener hijos o el sexo. Su percepción de la política, así como sus puntos de vista sobre aspectos como sus expectativas de vida, la edad, felicidad o el narcisismo.

iGen: Why Today’s Super-Connected Kids Are Growing Up Less Rebellious, More Tolerant, Less Happy–and Completely Unprepared for Adulthood–and What That Means for the Rest of Us

Jean M., Ph.D. Twenge