Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Comportamiento del consumidor para no ser víctima de ciberdelincuencia

Experimentado o primerizo, el consumidor debe conocer los límites de la tecnología y adoptar prácticas "cibersaludables" para evitar ser víctima de ciberdelincuencia.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
  • Se estima que en esta temporada alta de eCommerce, el 61 por ciento de los consumidores de entre 25 y 44 años harán una compra en línea.

  • Existe mayor confianza de los consumidores en dejar sus datos personales en páginas online.

  • Todos los consumidores son vulnerables a sufrir un ciberataque por lo que deben conocer los límites de tecnología y adoptar costumbres “cibersaludables”.

En temporadas de ventas altas de eCommerce, una de las principales preocupaciones del consumidor se enfoca en su seguridad. Durante el 2021, el Hot Sale impulso a que 11.6 millones de personas realizarán compras en línea y para este año, la Asociación de Ventas Online (AMVO) espera que el 61 por ciento de los compradores entre 25 y 44 años lo hagan; no obstante, su comportamiento demuestra una mayor confianza en portales de eCommerce, lo que en muchas ocasiones, los hace propensos a ser una víctima más de ciberdelicuencia.

De acuerdo con Anuar Aiza, Directo de Estrategia de Zip, la seguridad en el eCommerce es lo que más le preocupa al usuario y datos de la AMVO lo comprueban, ya que es fundamental para el 82 por ciento de los compradores online en México y el 60 por ciento busca comercios en los que sus datos estén protegidos en caso de fraude electrónico.

Aún cuando los compradores tienen conciencia de los fraudes electrónicos al momento de identificar una pagina que les es de confianza, el 62 por ciento guarda sus datos personales en los portales de comercio, indican datos de la Asociación de Internet Mx.

El mercado del comercio electrónico en México cada vez avanza más, sin embargo, los comercios tradicionales dominan el mercado. Datos de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de los Servicios Financieros (Codusef) arrojan que de enero a diciembre de 2021 se realizaron 4,134 millones de pagos con tarjetas en comercios tradicionales y en comercios electrónicos y pese a que los comercios tradicionales siguen abarcando la mayoría del mercado, los pagos en comercio electrónico representaron el 20.3 por ciento del total de pagos.

Los consumidores mexicanos prefieren pagar cuando tienen el dinero a pedir plazos o créditos y prueba de ello es que el 69.9 por ciento utilizó tarjetas de débito y solo el 30.1 por ciento de crédito.

Cabe destacar que en la temporada alta de eCommerce en la que nos encontramos, los métodos de pago online planeados son las tarjetas de crédito en un 70 por ciento y las tarjetas de débito en un 47 por ciento, dice AMVO.

El comercio electrónico seguirá creciendo, en el caso de México,  Statista señala que el valor de las ventas en línea para 2023 podrán alcanzar los 30 millones de dólares.

La contingencia sanitaria fue una oportunidad –y gran reto– para las empresas de transitar a la digitalización e iniciar las ventas en línea para continuar con sus actividades, abrir los mercados e incluso expandirse internacionalmente, pero no fue lo único que se expandió: los ciberdelitos en 2020 alcanzaron alrededor de 6 billones de dólares en 2020, según el Reporte de Ciberseguridad elaborado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

En ese sentido, los grandes del eCommerce se encuentran protegidos, pero la tecnología y las tácticas no dejan de evolucionar, pero cuando hay seguridad la garantía en internet se extiende al usuario y los comercios cuandocuentan con la seguridad que necesitan, (es necesario) contar con el equipo tecnológico para detección de fraude y seguridad de datos personales”, apuntó Anuar Aiza.

 

Comportamiento del consumidor para no ser víctima de ciberdelicuencia: conocer los límites de la tecnología y usar sentido común

Desde la perspectiva de Luis Battilana,  Director General de Baufest México y Director de Servicios para la Industria Financiera, de Baufest LATAM, los cambios de hábitos de consumo derivados del comercio electrónico y el teletrabajo ocasionaron que las tendencias que apenas tomaban relevancia se convirtieran en claves para continuar con la vida, y sobre todo, con la economía.

Los ciberdelincuentes vieron una oportunidad en el aumento de las compras en línea, de acuerdo con la Organización de los Estados Americanos (OEA) y la Codusef, México se posiciona como el tercer país con más ciberataques de los países miembro y en 2020 presentó el 27.85 por ciento de los ataques totales en la región.

Las pérdidas por ciberataques fueron hasta por 2 billones de dólares a nivel mundial, apuntó el Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (COMEXI).

Todos los consumidores están expuestos a sufrir un ciberataque cuando no conocen los límites de la tecnología, apuntó el Director General de Baufest México.

“Si bien ha sido nuestra gran aliada (sobre todo en la pandemia), la realidad es que carece de perfección y los ciberdelincuentes lo saben. Por ello están dispuestos a vulnerar las plataformas”, puntualizó.

Por ello, los consumidores tienen que tomar medidas. Según datos de Statista, en 2021, los consumidores de entre 25 y 34 años fueron los que más compraron en eCommerce con 32 por ciento, seguidos por el segmento de 35 a 44 años con 30 por ciento, 45 a 64 años con 20 por ciento, 18 a 24 años con 11 por ciento y de 65 años o más de 7 por ciento.

Lo que nos indica que los sectores que menos tienen contacto son los de 45 a 65 años y más y los de 18 a 24 años. Hecho, que podría desembocar un desconocimiento de las medidas de seguridad en las páginas de internet.

Luis Battilana,  Director General de Baufest México recomendó a todos aquellos consumidores primerizos, no experimentados y con experiencia: clasificar información, es decir, elegir aquellos datos que se quieren compartir.

“Evitar dejar visibles correo electrónico, teléfono y dirección, pues son considerados datos sensibles que ayudan a los ciberdelincuentes a alcanzar su objetivo”, puntualizó.

Aunque las empresas cuenten con seguridad ante los ciberataques y demuestren que los usuarios están seguros, la cultura y las costumbres “cibersaludables” son un refuerzo al esfuerzo tecnológico.

Esta cultura incluye no interactuar con desconocidos, actualizar software y atender avisos al sistema, cuidar contraseñas y fuerza de las mismas, tener control sobre los WiFi públicos, prestar atención a las ventanas emergentes para no darle oportunidad a los ciberdelincuentes de extraer datos

“Los hackers están justo al acecho de que estemos desprevenidos”, dijo el Director General de Baufest México.

Para el especialista en ciberseguridad, el “autogobierno” de los consumidores y la adopción de una cultura “cibersaludable” es primordial para proteger los datos de manera responsable.

Leer más: 

Otros artículos exclusivos para suscriptores