Competencia, ¿buena o mala?

inglés

El mercado actual se encuentra repleto de marcas que cuentan con enfoques similares, esto en cuanto a productos, servicios, tipo de consumidor e, incluso, precios. Sin embargo, esto es un factor que, lejos de afectar a las compañías, las beneficia en diferentes formas.

De acuerdo con The Business Dictionary, la competencia  se define como la rivalidad donde cada competidor trata de conseguir lo que otros están buscando al mismo tiempo, por medio de ls combinación de factores distintos –precio, calidad, servicio– con el fin de obtener una mayor cuota de mercado.

Al considerar esto, las compañías podrían no tomarla como un elemento positivo a lo largo de su carrera. Pese a esto, Noah Parsons, el COO de Palo Alto Software a través de Articles Bplans, señala que “la competencia te empuja”, ya que aquellas empresas que no la tienen suelen estancarse por la falta de innovación e implementación de mecanismos atractivos que la hagan sobresalir. Asimismo, enfatiza en que éste es un factor que asegura que el mercado siga en crecimiento.

Para ejemplificar sólo basta mirar hacia la industria automotriz que cuenta con una gran variedad de marcas a nivel mundial, donde las innovaciones se hacen presentes de forma continua, tanto en exterior –modelos continuos– como en interior –su incorporación a internet of things– o, en mecanismo –autos eléctricos y semieléctricos.

Otro de los factores positivos de la competencia es que es buena para el consumidor, pues de acuerdo con Business Gross, ésta no sólo es beneficiosa para el negocio –ya que la impulsa a crecer– sino que, de esta forma, el cliente tiene más opciones de las cuales elegir, las cuales van de acuerdo con su capacidad económica, gustos y costumbres.

Por su parte, The Oxford Journals señala que la competencia es la columna vertebral de la política económica, debido a que es aceptada como la herramienta más eficaz disponible para la promoción del bienestar del consumidor. Es importante agregar que este factor también es un jugador importante en la eliminación de monopolios.

Contar con marcas similares dentro del mismo ramo, es un factor que empuja a la marca a no caer en la monotonía, pues las ayuda a adentrarse más en los gustos del consumidor y en las innovaciones tecnológicas.