Uno de los conceptos más recurrentes en la actualidad es el behavioural content. Hablamos de los datos a favor de la creación de contenido. Este concepto se refiere a la generación de contenido con base en la información que se tiene sobre el comportamiento y hábitos de consumo de las audiencias, lo que permite optimizar los modelos y estrategias de distribución para mejorar las oportunidades de éxito.

Datos de Adobe y Econsultancy revelaron que 52 por ciento de los especialistas en marketing digital consideran que la capacidad de personalizar el contenido web es fundamental para su estrategia online.

Es decir, se puede generar contenido personalizado por medio del behavioral targeting. Este está diseñado para permitir segmentar a los usuarios de un sitio web por medio de variables relacionadas con su comportamiento.

Para lograrlo, es necesario fijar la atención en elementos como:

Ubicación: ciudad, país, región
Dispositivo: iPhone, iPad, teléfono / tableta Android, Windows, Mac, Linux
Palabras clave de búsqueda: ¿llegaron mientras buscaban zapatos o camisas?URL de referencia: ¿de dónde vinieron?
Historial de clientes: ¿ha comprado antes, cuánto costó?
Frecuencia del visitante: ¿primero, segundo, tercero, quinto visitante?
Fecha y hora del día, proximidad al día de pago
Comportamiento de las sesiones: clics de navegación, visitas a la página
Además de básicos como la edad, sexo, etcétera.

Una vez determinado el behavioral targeting, se conseguirá un contenido personalizado que finalmente derivará en el impulso de conversión que cualquier marca desea.

Además, todo esto facilita la compra a los consumidores, pues pueden ver lo que les interesa, pero sobre todo en los precios en su moneda nacional y no tienen que cambiar las tasas de cambio de Google. Menos complicaciones significan más clientes que pagan.

Es por ello que los grandes como Amazon.com presentan una versión diferente de la página de inicio a las millones de personas que visitan el sitio, logrando así un imperio.