Con la pandemia, las estructuras y modelos de trabajo cambiaron de manera radical. El home office o trabajo desde casa se convirtió en la norma.

Con cientos de empleados confinados por recomendación de las autoridades de salud, las empresas tuvieron que encontrar mecanismos para operar vía remota, situación que a la larga y luego de algunos procesos de optimización, podrían ser la nueva forma de trabajar en México y en el mundo.

En buena medida, esto tiene que ver con las ventajas que se pueden encontrar en términos de rentabilidad del negocio, así como para economía de los propios empleados.

Por ejemplo, a decir de datos entregados por OCCMundial, el home office puede representar un ahorro anual de hasta 39 mil pesos en traslados y 590 horas al año en transporte público.

Lo cierto es que aunque muchas empresas ya empleaban este modelo de trabajo y muchas otras se vieron obligadas a adoptarlo, existe cierta inquietud sobre los niveles de productividad que se pueden alcanzar con el trabajo desde casa.

La preocupación no sólo es un sentimiento común entre los líderes de una empresa. Los empleados también padecen esta sensación. Según Money Crashers muchas personas tienen problemas gestionando sus horarios de trabajo. A la vez, The Muse cree que también la comunicación con el equipo parece insuficiente, si no es que ausente.

5 tipos del experto

Con este escenario de antesala, LinkedIn comparte algunos tips para que logres mantener tu nivel de productividad mientras trabajas desde casa:

No son vacaciones, realmente estás en el trabajo 

A pesar de que se trabaja desde casa, no se debe perder de vista que los objetivos y exigencias laborales son las mismas, por lo cual es importante comportarse como si en realidad se estuviera en una oficina. Definir cuál será tu espacio de trabajo, dentro de casa es un buen comienzo.

Establece rutinas

Desde levantarte temprano para iniciar laborales de la misma manera que lo harías en la oficina y arreglarte para comenzar el día hasta definir horarios de comida y salida será fundamental para rendir en un modelo de trabajo remoto.

Es vital respetar los tiempos de trabajo, pero también aquellos que se relacionan con la vida personal y familiar.

Comunicación con el equipo

Aún cuando la distancia pesa, encinta maneras de estar en comunicación con el equipo. Privilegia aquellos canales que promuevan una comunicación clara y constante. Modifica las rutinas de comunicación: opta por videoconferencias en lugar de correos electrónicos y presta atención a los detalles.

Comunícalo a tu familia 

Para el entorno familiar, el hecho de que trabajes desde casa es algo nuevo. Explica tu rutina laboral para ayudar a tus familiares a comprender tu nueva dinámica laboral. Esto restará presiones adicionales.

Aprende algo nuevo 

La eliminación de tiempos de traslado puede dejarte algo más de espacio libre. Aprovéchalo para aprender algo nuevo y mejorar tu perfil profesional. Existen diversos cursos en línea que, a bajo costo, ofrecen conocimiento de gran valor.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299