x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Cómo puede ajustarse la industria del retail a los cambios del consumidor en 2021

Desde hace meses es evidente que la industria de retail jamás volverá a ser la misma, pero ¿qué necesitan hacer las marcas para adaptarse?

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
supermercados
  • De acuerdo con eMarketer, se espera que las ventas de retail empiecen a recuperarse modestamente en 2021, luego de una caída el año pasado

  • Asimismo, el desempeño del ecommerce se estabilizará, con un avance moderado del seis por ciento, frente al 32 por ciento del 2020

  • Entre los líderes de la industria, las marcas que están invirtiendo en experiencias omnicanal son las que mejor perspectivas a futuro tienen

Sin duda alguna, la industria retail está entre los sectores que más desafíos enfrentó (y todavía sigue enfrentando) a raíz de la pandemia. A muchas empresas no les quedó más remedio que despedir personas y cerrar tiendas para lidiar con los desafíos del entorno. Otras tuvieron que establecer alianzas estratégicas con otras compañías para sobrevivir, en una especie de nueva simbiosis post-pandemia. Otras más tuvieron que cambiar cómo interactuaban con el cliente.

Ésta última estrategia será la más efectiva de todas las que pueden ejecutar las marcas en el mediano y largo plazo. De acuerdo con agentes como Accenture, la COVID-19 forzó a todos ls consumidores a cambiar cómo compran, trabajan y viven en general. Y México no escapa de esta transformación. De acuerdo con Teamcore, cuatro de cinco usuarios en el país hicieron cambios en sus hábitos con las marcas. Para el sector retail, eso implica hacer varios ajustes:

Asegurar la disponibilidad de productos en retail

Entre las problemáticas más importantes en todo 2020 para los consumidores destacó la falta de disponibilidad de ciertos productos y categorías. Este es un problema que ha persistido a lo largo del año, a pesar de los esfuerzos de las marcas. Es crucial que tiendas y proveedores estén trabajando de la mano para analizar las tendencias en las necesidades del público. Y así, se pueda tener un inventario suficiente para no dejarle un mal sabor de boca a los clientes.

Omnicanalidad en estrategias de venta

Es un punto que se ha repetido ya muchas veces, pero jamás está de más decirlo una vez más. La pandemia cimentó cambios concretos, más digitales, en el comportamiento retail de los consumidores. Pero eso no significa que el retail offline deje de importar. Al contrario, en la nueva normalidad, con la reapertura gradual de los locales, se verá un regreso a los canales físicos. En este sentido, se tiene que saber abordar integralmente ambos lados de la moneda.


Notas relacionadas

Ocho tendencias que cambiarán por completo el entorno del retail en la nueva normalidad

 

¿Cómo será el sector retail después de la pandemia?

Las 10 grandes empresas de retail


Colaboraciones retail-fabricante

Los consumidores son más exigentes en varios sentidos. Hay necesidades más específicas en personalización, experiencia, agilidad y valor por su dinero. Muchas de estas promesas se pueden lidiar con cierta gracia a nivel tienda. Sin embargo, la mejor atención será aquella que se planifique desde la parte más temprana de la cadena de suministro. Esto obligará a que productores y vendedores tengan relaciones más cercanas y comunicación más constante.

Gestión remota e inteligente

Ahora, las condiciones sanitarias obligan a las empresas de retail a llevar a cabo muchas de sus operaciones a distancia. Pero aún cuando se pueda regresar a los espacios físicos, será más conveniente, barato y eficiente para las compañías conservar algunos de estos sistemas de trabajo. Con la habilitación del trabajo remoto, se puede habilitar una superior digitalización de las empresas. Y en ese proceso, también introducir tecnologías como Inteligencia Artificial.

Nuevas estaciones para los retail

Es muy probable que los hábitos de los consumidores no solo cambien a nivel personal, sino a una escala estructural. Muchos expertos prevén que el home office y el trabajo flexible están para quedarse. No solo eso, sino que se podrían definir ciclos escolares distintos, para que se conserven algunas de las ventajas de la enseñanza a distancia. Esto provocará que ciertos fenómenos como las vacaciones, que fomentaban ventas, cambien de forma significativa.

Mayor visibilidad de la cadena de suministro

Ya se habló de una necesidad de coordinar mejor los esfuerzos entre productores y líderes de retail para asegurar inventarios y productos más adecuados a las necesidades del público. Pero en general, también se necesita invertir más en transparencia y monitoreo de todos los agentes en la cadena de suministro. Esto podría ser clave para encontrar eficiencias y eliminar redundancias que, a largo plazo, ayuden a mejorar el rendimiento financiero de las marcas.

Otros artículos exclusivos para suscriptores