Durante esta semana, se concretó la compra de Fox por Disney en un acuerdo que involucró cerca de 71 mil 300 millones de pesos. Los cambios luego de que la transacción se hiciera efectiva -durante la madrugada del pasado 20 de marzo- vinieron casi de inmediato.

Por ejemplo, durante esa jornada en la Bolsa, Fox Corporation comenzó a cotizar como una nueva empresa en el índice Nasdaq con las claves de pizarra “FOXA” y “FOX”, para diferentes tipos de acciones.

Pero estos cambios son los menores. Disney ahora estaría comenzado con un proceso de depuración de activos, con lo que la división de películas conocida como Fox 2000 cerraría sus estudios.

¿Qué pasara com El diablo viste a la moda?

Tal y como lo reportan diversos medios, la casa de Mickey Mouse decidió cerrar esta subsidiaria que adquirió con la compra 20th Century Fox, la cual estaba encargada de proyectos cinematográficos de mediana envergadura, pero que lograron ser éxitos en taquilla y, en algunos casos, ser reconocidos con una nominación a los Premios Oscar.

Entre las películas firmadas por esta productora alterna se encuentran Infidelidad, El diablo viste a la moda, Walk the Line, Marley & Me,  Life of Pi, The Fault In Our Stars, Paper Towns, Bride of Spies, Hidden Figures o Love, Simon, así como El Club de la Pelea y La Delgada Línea Roja.

La decisión forma parte del plan por parte de la nueva dueña de Fox para recortar 2 mil 100 millones de dólares para el año 2021. EL cierre de esta subsidiaria se sumaría al ahorro de los sueldos de entre 5 mil y 10 mil trabajadores que se esperan destituir.

Con este cierre, se podría confirmar lo que muchos analistas temían con la que se ha denominado como la “fusión de la década”. Desde que fue anunciada, la compra de Fox por parte de Disney, la adquisición fue leída como una manera para el cine de presupuesto medio. Como lo indican desde Fun cinema “mientras las major con Disney a la cabeza monopolizan las recaudaciones anuales con superproducciones, y estudios independientes como A21, Blumhouse, o Annapurna enamoran a la crítica, compañías como Fox 2000 se encaran de poner el punto medio. Ahora otra deberá ocupar su papel”.

Recortes para ganar agilidad frente a Netflix

El cierre de esta subsidiaria así como los despidos luego de la fusión -entre los que sea cuentan el de el presidente de distribución doméstica Chris Aronson, la presidenta de marketing mundial, Pamela Levine; el copresidente en ese área, Kevin Campbell, y el jefe de contenidos Tony Sell-, son movimientos vitales para Disney en su carrera por posicionarse en la guerra del contenido en streaming con Disney+.

Disney intentará desmarcarse de las historias que por años la han caracterizado para sumar a su portafolio temáticas y contenidos que poco se relacionan con su esencia de marca. El cierre de divisiones así como los despidos es parte de este proceso para ser rentable ante su próxima entrada a un terreno en el que si bien, tiene muchas posibilidades de triunfar, es totalmente desconocido.

Lo interesante sería ver el tratamiento que reconocidos títulos como Padre de Familia, Los Simpson, American Horror Story, Expediente X, This is us o The Americans tendrán desde su nueva casa, en vísperas de que su línea no sea afectada del todo. De lo contrario, Disney podría ver transformada esta inversión en un gasto de la noche a la mañana.