Claudia Sheinbaum asume como Jefa de Gobierno y esta es la historia de esta marca política y personal

MEXICO CITY - FEBRUARY 3 2013:The Angel of Independence officially known as a victory column located on a roundabout over Paseo de la Reforma on february 3 2013 in Mexico City Mexico. ** Note: Slight graininess, best at smaller sizes
  • La figura política del jefe de gobierno surgió por primera vez en 1997, cuando se eligió como gobernante del entonces Distrito Federal a Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano.

  • El cargo ha cobrado gran relevancia social dada la responsabilidad de gobernar una entidad que aglutina a más de 8 millones de habitantes.

  • La Ciudad de México ha evolucionado en su conformación y hoy ya ostenta una Constitución política especialmente diseñada para las necesidades de este territorio.

Este día, Claudia Sheinbaum  asume el cargo de jefa de gobierno de la Ciudad de México, se convierte en la segunda mujer en ostentar el el cargo y la primera en lograrlo  a través del voto directo. El hecho hecho se vuelve relevante para el análisis del marketing político y el branding personal.

Hablamos de un cargo político que desde que surgió, hace 21 años, ha cobrado gran relevancia social dada la responsabilidad de gobernar una entidad que aglutina a más de 8 millones de habitantes -según datos del Inegi-  y cuenta con una población flotante de más de 5 millones.

Otra de las dificultades de la CDMX radica en su figura legal, que se encarga de resguardar a los poderes de la federación -ejecutivo, legislativo y judicial-, lo que le convierte en un territorio al que se le debe conferir seguridad especial.

La figura política del jefe de gobierno surgió por primera vez en 1997, cuando se eligió como gobernante del entonces Distrito Federal a Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano. Fue la primera ocasión que se eligió este cargo a través del voto directo de la gente;  antaño,  quien dirigía la administración de la ciudad era nominado y designado por el presidente de la república en turno y a su figura política se le denominaba como “regente”.

Fue a partir de  que se eligió al jefe de gobierno y que su llegada al poder significó una competencia política real, que  su figura cobró gran relevancia a través de los medios y la opinión pública.

Para apuntalar tal aseveración basta recordar que quienes han ocupado el cargo han buscado proyectar su branding personal y marca política para alcanzar otro espacio de poder: Cardenás Solórzano buscó la presidencia del país tras ocupar la jefatura de gobierno y lo mismo hicieron sus sucesores: Andrés Manuel López Obrador, Marcel Ebrard Casaubón y Miguel Ángel Mancera Espinosa.

Actualmente, la Ciudad de México ha evolucionado en su conformación y hoy ya ostenta una Constitución política especialmente diseñada para las necesidades de este territorio. Otro cambio que ha sufrido, por ejemplo, es el paso de delegaciones a alcaldías.

Sin duda, desde la jefatura de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum se coloca frente a una vitrina política de gran atractivo, ya el tiempo dirá si busca proyectar su imagen personal con visos a lograr un cargo político aún más relevante, pero por lo pronto se enfrenta al reto de regresar a la ciudad la tranquilidad ante los índices de inseguridad que se han deteriorado, así como lograr soluciones en materia de transporte, movilidad, protección civil, economía y muchos temas prioritarios más.