Durante la tarde de este domingo, el gobierno de la Ciudad de México indicó que como medida preventiva ante el brote coronavirus en el país, se suspenderían las actividades en museos, baños de vapor, gimnasios, pilares, cendis, cantinas, bares, discotecas, centros nocturnos al tiempo que no podrán realizarse eventos masivos en Iglesias, cines teatros, deportivos, zoológicos. La medida que se implementará del 23 de marzo al 23 de abril podría tener dos grandes perdedores: Cinépolis y Cinemex.

Ambas cadenas de cines concentran la mayoría del mercado en este rubro de entretenimiento en el país.

Los datos hablan

De acuerdo con datos de la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica en su reporte final del 2019, en el país existen 7 mil 616 salas de cine, de las cuales 3 mil 988 pertenecen a Cinépolis, 3 mil 055 a Cinemex, 62 son propiedad de Citicinemas, 80 están firmadas por Cinebox; 14 por Cinemagic y 417 son de otros competidores.

Las cifras de ventas de boleto e ingresos en taquilla podemos darnos una idea del negocio que manejan estas dos marcas.

A decir de los datos entregados por la fuente antes citada, México su ubicó durante el año pasado como el cuarto mercado con mayor número de boletos vendidos al alcanzar 352 millones de tickets al año, lo que le permitió colocarse en la novena posición con mayor taquilla al alcanzar 996 millones de dólares.

Si se habla de asistencia, tenemos que México se ubica dentro de la décima posición entre los mercados con mayor asistencia al reportar un total de 2.8 boletos vendidos por habitante al año.

¿Cuanto gastamos los mexicanos en el cine?

Al ver el mercado a detalle podemos entender que el cierre de sus salas por un mes será un duro golpe para estas compañías, si consideramos que el grueso de su negocio se ubica en el país, al tiempo que en otros mercados en donde también tienen presencia se han tomado medidas similares a causa del coronavirus.

Para darnos una idea, basta con retomar los resultados del Estudio de Entretenimiento 2017 del Departamento de Investigación de Merca 2.0, el cual indica que el gasto más promedio entre los usuarios del cine en México por persona es de entre 201 y 300 pesos.

Cabe señalar que el gasto corresponde al total de la entrada y los consumos que se hacen dentro del establecimiento.

No son los boletos, es todo lo demás

En este punto es vital indicar que la mayor pérdida para las salas de cine en el país no estará ligada al cine por ciento ni en su mayoría a la venta de entradas a las salas.

Hacia 2017, El Financiero indicaba que las ventas de dulcerías en Cinépolis y Cinemex generaban más que la venta de boletos. Este ingreso podía representar hasta el 60 por ciento del total para estas cadenas.

Esto supone un tema de preocupación no sólo para las cadenas de cines sino también para sus socios comerciales, entre los que se pueden mencionar marcas como Pepsi y Coca-Cola, mismos que ahora cuando menos por un mes se quedarán sin los ingresos que generan la sed y el antojo de los amantes del cine cuando menos por un mes.