Turismo pone en jaque a la Torre Eiffel: cierra y es por su servicio a visitantes

En medio del periodo vacacional de verano, la Torre Eiffel de París, el monumento más visitado del mundo, cierra sus puertas debido a un conflicto laboral. La razón son las diferencias sostenidas entre las administración de esta estructura de metal y los empleados encargados de gestionar las filas de turistas que acceden a ella.

Los trabajadores de este sitio de interés turístico cerraron los accesos a la torre hacia las 16 horas de este miércoles -tiempo local- luego que se suspendieron las negociaciones entre las dos partes confrontadas por la amenaza del sindicato de iniciar una huelga este jueves 2 de agosto.

Una de las razones del descontento de los empelados involucra a una nueva administración de los accesos al sitio y se relaciona directamente con el servicio que se ofrece a los visitantes. Y es que a partir del mes de julio, se permitió que el 50 por ciento de las entradas expedidas para su vista fueran adquiridas a través de internet, mientras que antes sólo se podía comprar el 20 por ciento de ellas.

Ello ha generado largas filas para los visitantes que programan su vista, esperas de varias horas, cosa que los empleados del lugar han unificado con otras demandas laborales que les hacen inconformarse.

El cierre de la Torre Eiffel se da en medio del periodo vacacional de verano, que en la capital francesa recibe a millones de viajeros justo para visitar esta estructura de metal, que en 2017 alcanzó la cifra de 6.21 millones.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.