Si bien todo parece indicar que algunos países comienza a vivir la etapa final de la pandemia en términos de salud, la realidad es que a nivel mundial ahora mismo se comienzan a ver los primeros signos de una nueva contingencia. Lo que sucede en Chrysler es uno síntoma.

El mundo entero se prepara para una nueva contingencia que se vivirá en el terreno económico en donde se espera una reactivación lenta y, por tanto, la pérdida de muchos empleos.

Economía y desempleo

En principio es impreortante entender lo que se espera que anibvel mundial pierda la economía a causa de la pandemia.

De acuerdo con cifras publicadas por el Banco Mundial, cada año el mundo pierde alrededor de 570 mil millones de dólares  en tratar pandemias entre moderadas y severas. Enfermedades como el SARS (que está íntimamente relacionada al coronavirus) costaron, según el Foro Económico Mundial (WEF), 50 mil millones de dólares a todo el mundo, con 8 mil infecciones y 800 muertes.

De manera más puntual, el último informe de la Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD) indica que el coronavirus provocará una desaceleración del crecimiento económico anual global por debajo del 2.5 por ciento, al tiempo que los ingresos globales durante 2020 se verán afectados entre mil millones y 2 mil millones de dólares, aunque aún es temprano para definir una cifra correcta.

En esta línea, el empleo sería uno de los grandes afectados. Si la caída del PIB se sitúa entre el 2 y el 8 por ciento, con ello en cuentan, en el mejor escenario posible, si el Producto Interno Bruto cae un 2 por ciento, hablamos de que la cantidad de empleos perdidos podría llegar a un máximo de 5.3 millones. Por otra parte, si la caída se sitúa en un punto intermedio, por ejemplo, un 4 por ciento, se habla de que la cantidad de empleos desplazados podrá llegar a un máximo de 13 millones. Y finalmente, en el peor escenario posible, de caer un 8 por ciento el PIB a nivel mundial, la expectativa de pérdida de empleos se elevaría a 24.7 millones.

Recorte de salario

Con miras a no sumar a más personas desempleadas a estas cifras así como para procurar la salud financiera de la compañía, Fiat Chrysler Automobiles NV anunció recortes a los salarios de sus colaboradores en todos el mundo.

En un acto calificado como “sacrificio compartido”, esta medida fue tomada por la compañía luego de verse obligada a cerrar de manera temporal sus fábricas en Europa y América del Norte, según lo publicado por Reuters.

De esta manera, Mike Manley, presidente ejecutivo de la empresa, afirmó en un memorando que el se someterá a un recorte salarial del 50 por ciento por tres meses a partir del 1 de abril, mientras que el presidente John Elkann y la junta directiva de FCA renunciarán a su compensación todo lo que resta del año.

Adicional Fiat Chrysler pedirá a sus empleados asalariados en el mundo que reduzcan su salario temporalmente en un 20 por ciento, al tiempo que los miembros del consejo ejecutivo del fabricante de autos verán un recorte en su sueldo de 30 por ciento.

Sector automotriz, de los más afectados

Ya sea por la falta de insumos, materias primas y piezas o bien por la caída en la demanda de sus productos, la industria automotriz será una de las grandes afectadas, lo que para México significará un duro golpe.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el sector automotriz en México es responsable de la generación año con año del 3.6 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Con una producción en las plantas del norte del país cercana a las 3 millones 900 unidades anuales, el país se ubica como el sexto productor mundial de automóviles en el mundo, apenas abajo de Alemania y por encima de Corea del Sur.

Gracias a las operaciones de marcas como Hyundai Motor Company, Toyota Motor Corporation, Bayerische Motoren Werke AG (BMW), Mazda Motor Corporation, Fiat Chrysler Automobiles, Honda Motor Co. Ltd, Audi AG, Ford Motor Company, Volkswagen Aktiengesellschaft, General Motors Company y Nissan Motor Company, Limited, las 43 plantas ubicadas en el país generan cerca de 530 mil empleos directos e indirectos.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299