China, la peste, los cerdos congelados y la economía mundial

China tiene miles de toneladas de cerdo congelados que se utilizarán para inundar el mercado sólo si se agrava la emergencia. Complica la muy lenta recuperación tras la peste porcina y los elevados precios.

WALMART CHINA
Imagen de Bigstock
  • La peste porcina mató a 100 millones de cerdos, una tercera parte del total de animales del país

  • Los productores no vuelven a criarlos a la velocidad que se necesita por miedo a un rebrote: los precios se dispararon

  • El Gobierno de Xi Jinping podría activar el “plan descongelamiento”

La enfermedad de origen africano que se desató el año pasado ya mató a un tercio de la población de cerdos de China, la principal fuente de proteína cárnica de la población de ese país.

Son unos 100 millones de animales los que se perdieron.

Por esto, ahora el Gobierno que lidera Xi Jinping está analizando pasos inéditos para estabilizar el mercado de carne de cerdo más grande del mundo. Uno de ellos: liberar sus reservas de cerdo congelado de emergencia.

El cerdo es una gran bendición para ese país, con pocas posibilidad de cría de ganado vacuno e insuficiencia de pescado fuera de las zonas costeras, China cría la mitad de todos los cerdos del planeta y su carne es un elemento básico de la dieta.

Sin embargo, la crisis de la peste porcina y la escasez derivada podría “dañar la estabilidad social y amenaza con cambiar la cadena de suministro mundial de carne de cerdo”, dicen en CNN Business.

En este escenario grave, si bien las autoridades ya han lanzado planes para apuntalar el mercado incluido el otorgamiento de subsidios para las granjas de cerdos y las familias que tienen problemas para comprar por los altos precios, se están intensificando las acciones porque no parecen ser suficientes.

Hay dos problemas

Por un lado, no se está recuperando el volumen de ganado en las granjas, en parte, por el temor de los granjeros a que haya un rebrote y vuelvan a perder miles de cabezas.

Por otro, por el precio. El valor en el mercado minorista de la carne de cerdo aumentó casi un 70% en un año y el mayorista, 90%, según datos del gobierno. Además, los analistas dicen que podrían subir aún más.

En este marco, “las autoridades dijeron que van a liberar las reservas de emergencia de carne de cerdo congelada que dispone el gobierno si es necesario”, publicó CNN, aunque advirtieron que “se monitoreará de cerca la evolución del mercado” antes de tomar tal decisión.

Cambios en los mercados por la crisis en China

El mercado de faena de carne de cerdo está en ebullición. WH Group, el mayor procesador del mundo, tuvo una suba de sus acciones del 7,9% en Hong Kong esta semana, todo gracias a una esperada mayor suba de precios del kilogramo. También aumentaron las acciones de China Yurun Food Group y COFCO Meat Holdings.

En el mercado minorista, en algunas ciudades se limitan las cantidades de carne de cerdo que se pueden comprar, debido a la escasez. En paralelo, algunos gobiernos locales ofrecen carne con descuentos para evitar que el valor se dispare en los vendedores privados.

Como se espera que el kilo siga subiendo de precio, esto presionará a China para que importe más carne del resto del mundo.

Rabobank estima que la producción de carne de cerdo de China podría caer un 25% este año, lo que significa que el país necesitaría importar hasta 1,5 millones de toneladas.

Eso podría beneficiar a los exportadores de carne de cerdo de otras partes del mundo.

Según se estima, las importaciones chinas de carne de cerdo de Europa ya han aumentado un 54% en el primer semestre de 2019: la mayor parte proviene de España, Alemania, Dinamarca, los Países Bajos y Francia.

Atención con la soya

Esto también podría beneficiar a Latinoamérica, en especial a Brasil y Argentina, grandes exportadores de soya, principal alimento de los cerdos.

Los mayores exportadores de soya del mundo. Statista.

El otro gran vendedor es Estados Unidos, pero la guerra comercial está limitando ese canal de venta.