¿Por qué Chanel hizo su campaña en Cuba?

Chanel es una de las marcas icono del lujo a nivel internacional, al contar con un valor de marca de 10 mil 316 millones de dólares, en un estimado de Millward Brown que enlista a las 10 marcas más valiosas dentro de este sector a nivel internacional.

En este listado compañías como Louis Vuitton (28 mil 508 mdd) se encuentra en primer lugar seguido de Hermès, con un valor de 19 mil 821 mdd.

Para mantener este valor de marca dentro de un mercado tan exclusivo, las marcas entienden a la mercadotecnia desde sus mejores estrategias. Casas como Chanel implementaron una que recurrió al newsjacking, con la que aprovechó el anuncio de los cambios en la relación diplomática entre Estados Unidos y la Cuba, lo que representó mayor relación comercial en el país caribeño, como el arribo de marcas estadounidenses a ese país, especialmente del sector turismo.

En medio de este ánimo y generación de información con la que se cubrió el anuncio sobre Cuba, la marca francesa implementó una estrategia muy interesante: realizar su pasarela de moda en la isla.

Las pasarelas de moda son la estrategia de publicidad clave para que estas marcas de lujo muestren sus grandes categorías de productos.

Por tratarse de una marca de moda, las categorías de productos clave de Chanel son las prendas de vestir, la joyería y los accesorios como bolsos o abrigos de piel.

La campaña se convirtió en una estrategia ganadora de relaciones públicas al convertirse en un evento ampliamente cubierto en medios ya no sólo de nicho, también masivos.

Ahora, a meses de haberse llevado a cabo esta estrategia, la noticia de Chanel en Cuba vuelve a generar tendencia con la campaña que fue desarrollada en ese país y que se mostró en una nueva estrategia creativa con un valor clave: el efecto de una estrategia de newsjacking perfectamente desarrollada, al formar parte de la conversación con contenido de marca.

Este tipo de oportunidades las hemos visto con campañas que aprovechan temas que son tendencia como ocurrió con mercados como el de consumo o turístico, que vieron una oportunidad de mercadotecnia cuando el candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, convirtió en tendencia el anuncio de la construcción de un muro con la frontera norte de México.

El incidente fue aprovechado por marcas como Tecate o Aeroméxico, con un discurso publicitario que llevó el contenido de la marca a formar parte de la tendencia.

El aspecto de las campañas de Aeroméxico y Tecate:

loading...