Chanel anuncia participación minoritaria en la relojera de lujo Journe

La firma de lujo indicó "reforzar así su posición dentro de la relojería de prestigio". Esta estrategia se inició en 1998 con Bell & Ross, y en 2011 con Romain Gauthier.

Chanel

  • Aunque no se precisa el monto, medios especializados señalan que la participación de Chanel será del 20 por ciento.

  • La participación permitirá a Montres Journe “continuar desarrollándose, garantizando su perennidad así como su autonomía”, según Chanel.

  • El mercado global del lujo logró una facturación mundial cercana a los 490 mil millones de dólares durante 2017 y podría superar los 572 mil millones de dólares en 2020, según EY.

Chanel anunció este lunes la compra de una participación “minoritaria” de la marca suiza de relojes Journe, cuya producción de alta gama se limita a 900 ejemplares anuales.

La marca francesa no precisó con qué participación entró en el capital de Montres Journe; sin embargo, según varios medios se eleva a 20 por ciento.

La firma de lujo indicó “reforzar así su posición dentro de la relojería de prestigio”. Esta estrategia se inició en 1998 con Bell & Ross, y en 2011 con Romain Gauthier, recordó en un comunicado.

La participación permitirá a Montres Journe “continuar desarrollándose, garantizando su perennidad así como su autonomía”, según Chanel.

Situada en pleno centro de Ginebra, la fábrica Journe, fundada por el relojero François-Paul Journe, concibe, desarrolla y fabrica el conjunto de sus piezas. Su producción está “limitada de forma voluntaria” a 900 relojes anuales, para “preservar la exclusividad de los modelos”.

Sus esferas están grabadas con la frase “Invenit et Fecit” (“Inventado y hecho”), y los movimientos están realizados exclusivamente en oro rosa de 18 quilates. La empresa cuenta con nueve tiendas en el mundo.

El mercado global del lujo logró una facturación mundial cercana a los 490 mil millones de dólares durante 2017 y podría superar los 572 mil millones de dólares en 2020, de acuerdo con el informe The luxury and cosmetics financial factbook 2017, elaborado por EY.

Según el informe, el potencial de los mercados emergentes y el desarrollo de la actividad e-commerce son las razones principales que explican el crecimiento previsto para los próximos ejercicios. Los ingresos del segmento más elevado del lujo o high-end se situaron en 2016 en 346 mil millones de dólares a nivel mundial y se prevé que la ratio de crecimiento sea del 3.4 por ciento entre 2016 y 2020. Este dato es superior al 2.8 por ciento registrado en el periodo 2012-2016, pero contrasta con el incremento anual del 11.7 por ciento experimentado entre los años 2009 y 2012.

El estudio de EY señala que entre los motivos que explican esta desaceleración se encuentra, por un lado, el cambio de actitud de sus consumidores, ya que muestran ahora un mayor interés por combinar productos específicos de alta gama -high end luxury- con prendas más asequibles.

Por otro lado, la irrupción de la era digital, que ha supuesto una incidencia directa en las cifras globales del segmento al generar una mayor transparencia y capacidad comparativa de los compradores, y a la vez, una caída de la afluencia y tráfico en las tiendas físicas.

Los segmentos premium y de entrada al lujo (entry-to-luxury) lograron una facturación de 118 mil millones de dólares durante 2016 con un crecimiento del 4.4 por ciento y su tendencia es superior al presentar un incremento estimado del 6 por ciento entre 2016 y 2020.

El estudio de EY argumenta que este cambio en el mercado, en favor de estos dos segmentos, se debe entre otros factores al aumento de la clase media en países como China e India, al incremento del precio de los productos de alta gama o high-end, a la tendencia a mezclar marcas y productos de diferentes segmentos y al auge de la moda casual.

El estudio destaca que este crecimiento potencial se debe al incremento del consumo per cápita en todas las edades, provocado por factores como la “generación del selfie”, el impacto de las redes sociales y el incremento de la expectativa de vida.

Por mercados, China es el país que más crece en cuanto a compras de bienes de lujo de alta gama o high-end y cosméticos (presentó un crecimiento entre 2010 y 2016 del 13 por ciento). Los consumidores chinos representan más de 116 mil millones de dólares anuales de las ventas de estos productos, siendo Europa; China; Hong Kong y Macao y Estados Unidos los principales destinos de estas compras.

loading...