Durante la tarde de este domingo, el centro comercial Town Square Metepec, en el Estado de México, negó el acceso a sus instalaciones a un empleado de Telmex por el hecho de portar una playera con el logo de la marca.

De acuerdo con un video que circula en redes sociales, el que parece ser encargado del centro comercial argumenta que el visitante en cuestión tenía negado el acceso debido a que la empresa de Carlos Slim no tiene ningún acuerdo con la plaza comercial.

El el video que circula en redes sociales se puede escuchar al empleado de Town Square argumentar que “Telmex no puede estar en el centro comercial porque no tiene ninguna negociación con el centro comercial”.

La situación ganó especial relevancia cuando Arturo Elías Ayub, director de Alianzas Estratégicas retomó el caso desde sus redes sociales en donde cuestionó la posición del empleado del centro comercial e hizo énfasis en los “50 mil posibles clientes” que el establecimiento pudo perder por dicha postura.

Horas después, desde una cuenta de Twitter poco activa y que aparentemente pertenece al almacén, se ofrecieron disculpas al líder de la compañía telefónica al tiempo que se indicó que se tomaran medidas necesarias para prevenir situaciones similares en el futuro.

Aún con esta acción, el establecimiento fue blanco de diversas expresiones de desapruebo, al tiempo que los usuarios de la red social reconocieron la postura de Elías Ayub.

El poder de un logo

La penosa situación deja en claro el valor que tiene un logo no sólo para aquella marca que representa, sino lo que puede significar en diferentes contextos.

Por ejemplo, cuando hablamos de conquistar a las audiencias si un logo logra ser memorable consigue que los consumidores sean 7 por ciento más propensos a conocer sobre una firma y un 6 por ciento más a pensar que la marca tiene mejores niveles de innovación que su competencia, de acuerdo con Siegel+Gale.

A esto se suma que el 93 por ciento de las decisiones de compra se toman con base en las percepciones visuales, según datos de Colourdafast.

Logo, empleado y la identidad empresarial

De esta manera, la identidad visual es una parte fundamental para cualquier marca, ya que gracias a los logotipos, tipografía, y colores, entre otros elementos gráficos, los públicos suelen identificarlas, amarlas o rechazarlas.

Sin embargo, no basta con cumplir con los cánones de diseño para tener un logo poderoso. El diseño de este elemento debe estar respaldado por valores empresariales con los que tanto consumidores como empleados y socios logren identificarse para convertirlos en los mejores defensores de marca en cualquier contexto. Esta es una premisa básica al construir una sólida identidad empresarial.