Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Caso Debanhi: ¿quién es el responsable de la filtración de información?

Filtración de la necropsia de Debanhi pone en jaque a la Fiscalía de Nuevo León, ya que no cumplió con el resguardo de la información que Mario Escobar, padre de la víctima, pidió de forma independiente.

Compartir:

debanhi escobar uresti el país
  • La filtración de información es una práctica común en el periodismo.

  • No obstante, el caso de la filtración de los documentos de la segunda necropsia de Debanhi rompieron el resguardo de la intimidad de la familia Escobar.

  • En caso de que la Fiscalía de Nuevo León sea la culpable, el problema será práctico: saber quién fue la persona dentro de la institución que lo filtró.

El 13 de mayo de 2022, el periódico El País publicó información “exclusiva” del caso de Debanhi Escobar. La publicación llamada “La autopsia de Debanhi Escobar revela que fue asesinada y sufrió violencia sexual”, firmada por la periodista Elena Reina, evidenció que la filtración de información es una práctica común en el periodismo de investigación y en casos sensibles puede vincular a las instituciones a posibles casos de corrupción, ya que no garantiza la protección de datos sensibles de los ciudadanos. 

De acuerdo con el seguimiento mediático, Mario Escobar padre de la joven asesinada solicitó una segunda necropsia por vía independiente para buscar el motivo real de la muerte de su única hija. Una vez recibidos los resultados, los presentó ante la Fiscalía de Nuevo León para que le dieran seguimiento oportuno; no obstante, señaló, la dependencia los filtró.

En el manejo de los datos, Mario Escobar y la Fiscalía de Nuevo León fueron los agentes que tuvieron acceso y la filtración como la sentencia el padre de la víctima conjetura que una persona al interior de la institución la filtró para acercarla a uno o varios periodistas en este caso privilegiando al periódico El País y a la conductora de Milenio, Azucena Uresti.

Desde la visión de Mario Escobar, Azucena Uresti tiene contacto directo con una persona al interior de la Fiscalía General, ya que por error le mandó una conversación con una persona referida como “Fren”, y después de su recepción, la periodista borró la captura de pantalla.

Las filtraciones son parte de la jerga periodística y las fuentes pueden mantenerse en el anonimato para evitar ser perjudicados. En ese caso, “la filtración con los datos suministrados por una fuente que es anónima, desconocida por tanto para el medio de comunicación y para el periodista”, apunta José María Caminos Marcet en su investigación “Periodismo de filtración, periodismo de investigación”.

Sin embargo, existen casos en donde la filtración no proviene de fuentes anónimas, es decir, cuando el periodista y el medio de comunicación conocen la fuente que filtra: la atribución es reservada.

Los medios de comunicación suelen manejarse por filtraciones y en temas de crisis políticas o económicas es un recurso que los actores políticos utilizan para mediar el termómetro de enfrentamiento o cambiar la perspectiva de un conflicto.

En el trabajo periodístico, “si las filtraciones son ciertas y aportan buena información pueden prestigiar al profesional y al medio, pero el mayor o menor prestigio deriva exclusivamente de estar bien o mal informado, sea o no a través de filtraciones”, apuntó José María Caminos Marcet.

Por ejemplo, el 3 de abril de 2016 el mundo se paralizó por los Panama Papers, el proyecto liderado por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación –conformado por alrededor de 400 reporteros– accesaron a datos de la firma de abogados Mossack-Fonseca, y con ello, se revelaron polémicas de vinculación de políticos, empresarios y figuras públicas a la industria offshore.

 

Filtración de información: Fiscalía de Nuevo León no protege información privada de investigaciones.

De acuerdo con Mario Calderón, Socio de Santamarina + Steta, la Ley de Protección de Datos Personales establece que hay dos tipos obligados para resguardar información personal:

“Los sujetos privados o las entidades publicas, los dos tienen la obligación de guardar estricta confidencialidad en todos los datos personales que tienen en su poder y en caso de no cumplir con esa obligación de confidencialidad pueden ser sujetos de sanciones por parte del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI)”, puntualizó.

La Ley tiene por objeto proteger los datos personales en posesión de particulares y regular el tratamiento legitimo, controlado e informado a fin de garantizar privacidad y autodeterminación informativa.

Los datos personales sensibles filtrados por la institución de Nuevo León sobre un caso mediático a nivel nacional afectó la dignidad e intimidad de la familia quien pidió una segunda necropsia por vía independiente y la estaba resguardando desde 15 días atrás.

Los datos personales  refieren a aquellos que afecten “la esfera más íntima de su titular, o cuya utilización indebida pueda dar origen a discriminación o conlleve un riesgo grave para éste. En particular, se consideran sensibles aquellos que puedan revelar aspectos como origen racial o étnico, estado de salud presente y futuro, información genética, creencias religiosas, filosóficas y morales, afiliación sindical, opiniones políticas, preferencia sexual”, señala la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares.

La veracidad de los documentos filtrados fue confirmado por Mario Escobar y a pesar de que se aclaró el panorama de la muerte de la joven, su publicación no fue autorizada. Por ello, Escobar exigió que se investigue a los responsables.

A decir de Mario Calderón, Socio de Santamarina + Steta, existe sanción por filtrar información, pero “el problema es más bien práctico: ¿cómo demuestras o cómo identificas quien fue la persona que filtró la información?, ¿quiénes son los sujetos en la acción?, ¿quién es la persona que tenia acceso a ese dato privado?”.

Por su parte, Mario Escobar exigió que se haga una depuración en la Fiscalía de Nuevo León en el caso de que sean los presuntos responsables de las filtraciones.

Para evitar las filtraciones de información en las instituciones y compañías, se debe hacer una reestructuración que implique valores, controles de seguridad para garantizar su uso adecuado recurriendo a recursos tecnológicos y humanos.

 

 

Leer más: 

Otros artículos exclusivos para suscriptores