Fue el 23 de marzo pasado, cuando por recomendaciones del gobierno federal diversos establecimientos en México tuvieron que cerrar sus puertas como una medida de mitigación al coronavirus; museos, Cendis, cantinas, bares, restaurantes, centros nocturnos y gimnasios entre ellos.

A casi tres meses de distancia, muchos de estos negocios tienen la oportunidad de retomar actividades a medida que el ‘Semáforo de riesgo COVID’ determine si la entidad o localidad puede comenzar a abrir su economía. De hecho, algunos estados en el país ya han comenzado una transición gradual al semáforo naranja.

Un ejemplo de la nueva normalidad en gimnasios

De acuerdo con las autoridades, entre los sectores que pueden reabrir sus puertas está el de gimnasios, aunque como en todos los casos, debe ser cumpliendo ciertas medidas que garanticen la seguridad y salud de sus clientes.

En respuesta a este contexto, fue creada una iniciativa llamada COVID-Fitness, diseñada por el gimnasio Challenge Fitness, de la ciudad de Chihuahua y que consiste en instalar cabinas o cápsulas transparentes e individuales en el espacio donde antes se encontraban los diversos aparatos que ofrecían en sus instalaciones.

De esta forma, los clientes pueden realizar sesiones de entrenamiento con y sin pesas o demás accesorios de acondicionamiento físico, pero con la garantía de estar libres de contacto físico o con fluidos riesgosos, además de que pueden tener completo domino del área en la que se encuentran ejercitando, así como el de su entorno.

Al respecto, David Rojas, director de Challenge Fitness, citado por Milenio, explicó que el estrés por cerrar su establecimiento por tres meses lo motivó a avivar su ingenio. “Tratamos mucho dar clases en línea y cosas así, pero no es lo mismo, (…) la gente lo que quiere es salir, despejarse”, detalló.

La situación los llevó a crear un sistema de sesiones grupales denominado COVID-Fitness y que, por el memento se convertirá en su oferta de valor para estimular a que los clientes retornen a su gimnasio. Para ello, generaron todo un sistema y tutorial para ayudar a las personas interesadas a realizar una reserva online.

El concepto del gimnasio ha llamado la atención end eres sociales y entre diversos medios tanto a nivel nacional, al igual que en países como Estados Unidos, Chile, entre otros donde se ha dado seguimiento a su propuesta.

Si bien, se han desarrollado conceptos similares en Hong Kong y España, está claro que este tipo de iniciativas son signos de cómo se desarrollarán servicios de gimnasios y clubes fitness en esta ‘nueva normalidad’ pues comienzan a replicarse, de hecho en Estados Unidos ya se han implementado formatos similares.

Contexto en Chihuahua

México se encuera en el proceso de incorporación a la ‘nueva normalidad’, tras darse a conocer el reporte de la jornada dieciséis del mismo, las autoridades de salud señalan que 16 entidades del país están en semáforo rojo (máximo), mientras que otros 16 estados ya están en semáforo naranja.

En ese sentido, José Luis Alomía, director general de epidemiología de la Secretaría de Salud, detalló que para aquellas entidades que se encuentren en naranja, las actividades económicas permitidas pueden desarrollarse hasta en un 50 por ciento de capacidad; en estas se encuentran los gimnasios que, por cierto, sólo pueden prestar el servicio a través de la concertación de citas.

Considerando lo anterior y aunque en Chihuahua se tiene un registro de 2 mil 150 personas con contagio confirmadas, así como 449 muertes, las autoridades señalan que hay condiciones para pasar a un siguiente nivel del semáforo y, con ello, contribuir a una mayor actividad económica.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299