Bimbo gana con publicidad de Volkswagen en redes sociales

Uno de los recursos más utilizados en la publicidad son lo elementos de referencia. Las marcas y sus equipos estratégicos apuestan por ciertos componentes -ya sea frases, imágenes, sonidos o colores- que resultan familiares a las audiencias con la intención de generar empatía y dar mayor sentido a sus mensajes. Cuando esta técnica es implementada, las estrategias publicitarias pueden tener a más de un beneficiario, fenómeno que ahora demuestra una acción promocional creada por Volkswagen que benefició a Bimbo.

Durante esta semana, dentro de sus redes sociales la marca automotriz compartió con sus seguidores un post en el que hablaba sobre los rines 18” Milton Keynes que visten a la nueva versión del Golf GTI de la compañía.

Lo interesante fue la imagen que acompañó la publicación, la cual hacía alusión al empaque de uno de los productos estrella de la línea de pan dulce de Bimbo: Bimbuñuelos.

La respuesta de los usuarios fue positiva y se tradujo en 23 mil reacciones, más de 600 comentarios y mil 977 shares.

Entre todas estas interacciones un factor común fue la alusión a la reconocida marca de pan, misma que en más de una ocasión fue mencionada por los seguidores de Volkswagen siguiendo el juego de la referencia propuesta por la compañía. De hecho, algunas personas cuestionan sobre la existencia real de dicho producto.

Aunque no se sabe si la intención real de la acción fue un crossover, lo cierto es que la publicación sirvió como un pretexto para que Bimbo se sumará a la conversación.

Luego de diversos mensajes, desde una de sus cuentas oficiales la marca del singular oso polar, apuntó un comentario en el que refería “Ni Checo tiene estas llantas” a lo que la cuenta de Volkswagen respondió con un tono de sorpresa al tiempo que agradeció el gesto por parte de la empresa mexicana.

La oportunidad fue bien capitalizada por ambas compañías, al tiempo que el usuario experimento una dinámica de comunicación sencilla pero distinta.

El caso resulta en un caso interesante de colaboración -intencional o no- de marcas en redes sociales, en donde se cumple uno de los básicos de la gestión de marcas en redes sociales: siempre sumar a la conversación.