Así es como las percepciones y emociones impulsan el marketing de experiencia

Marketing
Imagen: Bigstock

El marketing de experiencia es la acción-impulso de una marca que busca provocar una emoción en el consumidor, quien busca interactuar y generar una relación a largo plazo, es decir, se crea una conexión entre el consumidor y una compañía o servicio.

De acuerdo con CMO, las percepciones emocionales dan acceso a las respuestas auténticas y inconscientes de los clientes a las experiencias de marca y conectan con los matices de la emoción que la menta consciente no puede compartir. Y es que antes de que una marca esté consciente de que busca o quiera desarrollar un producto, el big data permiten revelar los datos precisos, antes de la concepción de un proyecto.

Aunque existen marcas que son pioneras en el neuromarketing y marketing emocional, lo cierto es que con los cambios tecnológicos ahora optimizan el rendimiento de los activos en el marketing, como anuncios, hasta opciones individuales. Por ello, ahora las marcas que venden servicios, como las tiendas retail o marcas tecnológicas venden gadgets que detectan las emociones de los consumidores.

Los beneficios de las percepciones emocionales son la captura y creación de experiencias auténticas, así como la conducción de los resultados, es decir, para una compañía las percepciones del público son vitales, ya que de eso dependerá que se genere una respuesta del consumidor, que debe provocar reacciones emocionales.

Otra herramienta que ha impulsado el marketing de experiencia es la lectura facial y aspectos como codificación facial, asistentes de voz, los cuales despiertan ciertas percepciones con los consumidores, datos que son de utilidad para la optimización de videos, ya que las técnicas de percepción emocional son los nuevos objetos en una investigación de marketing.