Aquaman presenta un tercer y último trailer antes de su estreno

Aquaman-Jason Mamoa-DC-Warner Bros
Imagen: Trailer extendido de Aquaman / DC - Warner Bros.
  • El 14 de diciembre llegará a salas de cine la primera adaptación cinematográfica de Aquaman, mítico superhéroe de DC Comics.

  • Han pasado poco más de 6 años desde que una película de DC Comics logró superar mil millones de dólares en taquilla (Batman: The Dark Night Rises, 2012).

  • Lee: Claves de marketing sobre el mundo de Harry Potter que han dejado huella

Aquaman, la primera adaptación a la pantalla grande del superhéroe de DC Cómics, incrementa su campaña de marketing. Ahora, ha lanzado un tercer y último trailer antes de su estreno, pactado para el 14 de diciembre de este año.

Conocido por The Conjuring (2013) o Saw (2003), James Wan será el encargado de dirigir esta película, con Jason Momoa como su protagonista principal.

Aquaman: ¿Nuevo (y final) intento de DC Comics por consagrar su propio universo cinematográfico?

Tal como lo ha hecho Marvel en los últimos 10 años, esta película pretende mantener grandes implicaciones con la audiencia en el mundo entero. En resumen: tener éxito real. Aunque parezca complicado darle pelea a Marvel y sus múltiples éxitos taquilleros, nada está perdido.

El problema es que ni siquiera The Incredible Hulk (2008), que se presenta como la película con menos éxito en taquilla de Marvel, con recaudación de 263 millones de dólares, se equipara a la desastrosa película de Green Lantern (2011), que apenas recaudó poco más de 219 millones de dólares.

De hecho, desde hace seis años, las películas basadas en el universo de DC Comics no logran superar los mil millones de dólares en taquilla. Batman; The Dark Night Rises (Christopher Nolan, 2012) fue su último éxito. Según Statista, logró recaudar 1,084 millones de dólares en ingresos.

Ahora, sin duda, el panorama para James Wan y su nueva película tiene muchas dificultades. Sin embargo, apelar al punto de origen de muchos de los héroes y villanos más importantes del universo DC parece ser una estrategia que no sólo el director pretende seguir, sino todo DC Entertainment y Warner Bros Pictures.

Expectativa vs realidad

Desde su anuncio, esta producción ha levantado expectativa. Con la idea de que pueda superar lo que consiguió Batman v Superman en 2016, (considerada la película más exitosa de este universo fílmico, con 873 millones de dólares en taquilla global) ha despertado muy buenas críticas.

La historia pretende hacer de Aquaman un eje que pueda mantener en orden las historias consecuentes de este universo ficticio. El personaje gobierna la gran mayoría del planeta, funge como el centro del multiverso de DC, una posición de poder para cualquier líder y referente de la saga.

Con el primer tráiler, se presentó algo diferente y más “fino”. Con colores más llamativos a lo acostumbrado por parte de DC y una narrativa que mostraba mucha acción submarina a gran escala. Sin embargo, todo se verá en el producto final. Si la película terminada ofrece todo lo que prometió con sus avances (incluyendo el colorido), junto con esa gran carga de nostalgia por un personaje más que reconocido, su resultado no será la preocupación principal.

Competencia

Además, se tiene que considerar que, al momento de su estreno, no tendrá mucha competencia “importante” en cartelera. No obstante, tendremos que analizar como compite en taquilla contra el nuevo hit de Universal Studios: Bumblebee y el relanzamiento por parte de Marvel y Disney: Once Upon a Deadpool.

La estrategia detrás de la película parece tener el poder suficiente para defenderse y convertirse en un éxito, al menos durante el cierre de año. El verdadero reto recae en el peso que tiene la película para justificar la continuidad de las próximas cintas de DC.

Como lo planteábamos anteriormente, después de la complicada recepción de Man of Steel (2013) Batman v Superman (2016) y Justice League (2017) de Zack Snyder, solo hay una forma sólida de mantener con vida a muchos personajes. Afortunadamente, algunos de ellos se hicieron lo suficientemente populares como para prosperar por su cuenta, como Harley Quinn (gracias a la actuación de Margot Robbie).

Eso es especialmente cierto para otros filmes como Wonder Woman 1984, una precuela de todo lo que vino antes de Man of Steel. Si ésta película es insuficiente para la crítica, tanto comercial como para la audiencia, será muy difícil justificar el desarrollo de otra cinta similar, como Flash. incluso enfocarse en la inclusión de nuevos protagonistas, como Nightwing, dentro de este universo.

Plan B de Warner Bros.

Hablando de James Wan, tiene que sentirse bastante confiado en este momento. No solamente se trata de la película de Aquaman. Si no funciona del todo, Warner Bros. está haciendo una estrategia que tiene múltiples planes a seguir. Su agenda a futuro está repleta de películas como Conjuring y películas de terror similares, (todas producidas por Wan).

De hecho, la primera semana del mes de septiembre, desde 2017 y hasta el 2022, ya están cubiertas. The Conjuring 3 acaba de encontrar un nuevo director, con Michael Chaves como cabecilla, y el universo del horror tiene otras dos ofertas disponibles: Annabelle 3 y The Crooked Man.