El nuevo iOS 14 de Apple ha generado especial revuelo entre los anunciantes y no precisamente por su innovadora propuesta.

De hecho, una de las funciones del nuevo sistema operativo ha generado especial molestia entre los anunciantes y plataformas como Google y Facebook, debido a que a su parecer promueve el rechazo del consumidor a ciertas acciones de comunicación.

El problema con el iOS 14

Se trata de la nueva función que llega con el iOS 14 que pone sobre alerta a los usuarios cuando una aplicaciones quiere acceder a sus datos.

Tal y como lo relevan desde Reuters, dieciséis asociaciones de publicidad y marketing han criticado la nueva función por suponer “un alto riesgo de rechazo del usuario”.

La nueva herramienta permite que el sistema emita un aviso que notifica al usuarios que ciertas aplicaciones o servicios quiere dar seguimiento a la navegación del a través de páginas web de otras compañías.

Con estos datos, los anunciantes y demás plataformas se ofrecen anuncios en función de los intereses que muestran las visitas a ciertos sitios.

La apuesta de Apple

Desde hace ya varios años y en con diversas versiones de sus aplicaciones así como de sus sistemas operativos, Apple ha apostado por entregar mayores garantías de seguridad a sus usuarios.

La decisión no es errada si consideramos las demandas del consumidor el cual, paradójicamente, en un mundo más conectado, exige mantenerse en el anonimato cuando menos a vista de las marcas.

Sólo como referencia es pertinente mencionar que, de acuerdo con un estudio realizado por Mobile Ecosystem Forum (MEF), AVG Technologies y On Device Research, durante 2015, más del 50 por ciento de los usuarios móviles a nivel mundial aseguraron haber eliminado una app por temas de privacidad y seguridad. Asimismo, un 34 por ciento dejaron de usar una aplicación por la misma razón.

De hecho, un estudio realizado por Acxiom que concluye que sólo el 1 por ciento de los consumidores confía en que los anunciantes cuidarán y darán un buen uso a sus datos personales.

Con esto en mente, uno de los principales cambios que traerá consigo el nuevo sistema operativo de apple es que obligará a los desarrolladores a mostrar en la App Store los datos de los usuarios a los que su app tendrá acceso.

Esto implica que las aplicaciones tendrán que preguntar e información de manera constante y en varias ocasiones sobre sus intenciones de obtener información personal del usuario.

La otra cara de la moneda

Para los anunciantes esto es un duro golpe si consideramos el valor que los datos tienen ahora al momento de desarrollar acciones de comunicación y marketing relevantes.

Para ponerlo en contexto, es justo recordar que los datos son la nueva moneda de cambio. No por nada se estima que el 59.3 por ciento de los responsables de mercadotecnia a nivel mundial califican el manejo de datos como una actividad crítica para el buen desempeño de todos los procesos que se relacionan con el crecimiento de una empresa, con lo que el 56.3 por ciento de las empresas aumentarán sus presupuestos anuales destinados a esta disciplina, mientras que para este año se espera el 68.6 por ciento de las compañías incremente aún más los volúmenes de inversión destinados a este concepto, de acuerdo con estimaciones de Amdia.

Las medidas tomadas por Apple, a decir de los anunciantes, harán más complicado acceder a esta información.

No obstante, la empresa dirigida por Steve Jobs ha indicado que ofrecerá a los anunciantes una herramienta desarrollada por ellos para que puedan acceder a datos agregados anonimizados para realizar un seguimiento adecuado de sus campañas.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299