“Antes muerto, que traidor” y las frases del discurso de los primeros 100 días de AMLO

Varios analistas coinciden que el resultado de marketing político combinado con diversos factores, llevaron al presidente de México a convertirse en una de las mejores marcas de 2018.

AMLO
  • El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) celebró un acto político por los primeros 100 días de su administración.

  • Destacó temas en la agenda como política contra la corrupción, consumo y economía.

  • Una clave del mandatario mexicano es hacer de un tema su posicionamiento inicial de éxito, en el lenguaje del marketing es centrarse en un tema e ir por más segmentos.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) hizo este lunes emitió un discurso sobre sus primeros 100 días al frente del gobierno federal durante un acto cívico que concentró a colaboradores, políticos y empresarios.

En medio de varios puntos de análisis, que van desde la alta aprobación del mandatario hasta los problemas de transparencia, fallas en su comunicación institucional y asuntos en materia de economía y seguridad, el mandatario se ubicó en la conversación digital con varias frases.

Una de las que tuvo mayor relevancia durante el acto público en Palacio Nacional fue “Antes muerto, que traidor”, dicho antes de finalizar su discurso, el cual se posicionó de una forma notable en la conversación digital.

La frase tuvo más de 60 por ciento de sentimientos positivos contra un 30 por ciento negativas y 10 por ciento neutral, además de generar 761 mil cuentas alcanzadas, 888 mil impresiones y 100 tweets por cada 42 minutos, según cifras de Tweet Reach.

En cuanto a frases enfocadas en sus promesas de campaña el mandatario señaló:

“Acabar con la corrupción y la impunidad para liberar fondos que puedan ser destinados al desarrollo y al bienestar del pueblo, en eso consiste nuestro plan económico en esencia”, dijo.

Por su parte, también hizo énfasis en temas de consumo, ante los cuestionamientos por el incremento de precios a las gasolinas y a luz eléctrica.

“La gasolina Magna, el diésel y la luz han subido por tardanza en la aplicación del mecanismo de regulación que utilizaremos. Este asunto traerá ajustes para cumplir nuestra promesa de no subir en términos reales los precios de los combustibles y la electricidad”, dijo.

En materia de presupuesto, detalló números de cómo va a funcionar su administración con las medidas de austeridad que han tomado en los primeros 100 días:

“El presupuesto nos va a rendir mucho más. Si antes se pagaba por una obra 100 millones de pesos, ahora nos cuesta como máximo la mitad. Sólo en adquisiciones tenemos contemplado ahorros por 200 mil millones de pesos”, indicó.

“La economía afortunadamente está en marcha. Aún está creciendo poco, pero no hay ni un asomo de recesión, como quisieran nuestros adversarios conservadores, como pronostican con mala fe los analistas. Se van a quedar con las ganas”, dijo.

Desde el 1 de diciembre (o más bien antes, cuando asumiera el cargo la actual legislatura del Congreso de la Unión), se fue definiendo la agenda de la nueva administración, por lo que temas como la reducción de salarios de políticos de alta jerarquía, la cancelación del Nuevo Aeropuerto, el combate contra el robo de combustibles, el desabasto de gasolinas y la conformación de la guardia nacional se han mantenido como los temas más presentes.

Varios analistas coinciden que el resultado de marketing político combinado con diversos factores, llevaron al presidente de México a convertirse en una de las mejores marcas de 2018.

Por un lado, señalan que su estrategia lo logró posicionar como el mejor producto vendible, ya que sus eslogans resultaron muy exitosos como: “ni Obama lo tiene”, “la esperanza de México” y la “mafia del poder”, consideradas como poderosas herramientas de su marketing político.

Una clave del mandatario mexicano es hacer de un tema su posicionamiento inicial de éxito, en el lenguaje del marketing es centrarse en un tema e ir por más segmentos.