México quiere que tu próximo iPhone se maquile en el país. Cuando menos así lo revelaron las declaraciones emitidas por la secretaria de Economía, Graciela Márquez, quien en el marco de las conversaciones sobre el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC ) ha indicado que las autoridades mexicanas están dispuestas a promover la reubicación de las grandes fábricas que Apple tiene en Asia para que operen en territorio nacional.

En una entrevista entregada a Reuters, la funcionaria de economía hizo hincapié en las capacidades industriales que tiene el país, de las cuales se busca hacer eco para lograr que la inversión se incremente en México gracias a la fabricación de acero destinado al sector automovilístico.

México quiere quedarse con Apple

Aunque la industria automotriz es una parte importante de estas iniciativas, la realidad es que no se trata del único sector en el que México estaría interesado.

A decir de lo expuesto por Márquez, desde las autoridades de gobierno, se está buscando establecer comunicación con marcas como Apple y otras compañías estadounidenses para que contemplen al país como la siguiente sede de sus plantas de producción que ahora tienen ubicadas en Asia.

Este movimiento se produce en medio de las tendones comerciales entre China y Estados Unidos, mismas que ahora parecen haberse agravado con la solicitud del cierre de consulado chino en la Unión Americana y que ha puesto en jaque a muchas marcas entre las que Huawei y Apple se se perfilan como dos de las más afectadas.

Ante la guerra comercial, muchas empresas han planeado a la reubicación de sus plantas de producción con el fin de evita posibles represalias o aranceles que podrían mermar su desempeño.

En esta tendencia, ahora México parece haber encontrado una oportunidad para convertirse en el territorio de producción de grandes marcas norteamericanas como Apple, en donde la proximidad geográfica, el costo de la mano de obra y la buena relación que el país tiene con Estados Unidos podrían ser aspectos que impulsen este tipo de intenciones para convertirlas en una realidad.

“Estos teléfonos no tienen por qué ser producidos en China”, aseguró Márquez a Reuters, al tiempo que dejó ver que en el radar del gobierno de mexicano el interés está en empresas estadounidenses y europeas que actualmente maquilan en China, Vietnam y Singapur.

¿Una gran posibilidad?

Esta no es la primera vez que se habla de la posibilidad de que las fábricas de Apple lleguen a México.

De hecho, a mediados del año pasado, un reporte indicaba que Apple ya consideraba mover una parte de su producción a otros países fuera de Asia con el fin de no depender de este territorio para garantizar el abasto en su cadena de producción.

En aquel momento el 90 por ciento de los productos que vendía Apple estaban ensamblados en China; sin embargo Apple ya buscaba dar fin a esta tendencia.

Un reporte de Nikkei Asian Review, mencionaba que Apple solicitó a sus proveedores que estudiarán la posibilidad de trasladar entre el 15 al 30 por ciento de su producción en China a otros países, entre los cuales se incluía a México.

Esta solicitud se hizo a socios clave para la producción del iPhone como Foxconn , Pegatron , Wistron , Quanta Computer; iPad como Compal Electronics y AirPods, entre los cuales están Inventec, Luxshare-ICT y Goertek, mientras que los países considerados para para mover la producción serían México, India, Vietnam, Indonesia y Malasia.

No queda claro en que medida y bajo que condiciones se puede mover la fabricación de las piezas a los países mencionados; sin embargo, queda claro que existe la posibilidad de que tu siguiente iPhone se Made in México.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299