Amazon está despidiendo a miles por reportes de robots que supervisan a sus empleados

Lecciones de Amazon para aprender más sobre e-commerce
Bigstock
  • Amazon lideraba durante 2017 a las empresas web con mayor número de empleados, con 566,000 en sus filas.

  • La compañía despidió a una gran cantidad de empleados entre agosto de 2017 y septiembre de 2018 por no cumplir con las cuotas de productividad.

  • Lee: Coca-Cola y Facebook están reclutando mercadólogos mexicanos

Amazon lideraba durante 2017 a las empresas web con mayor número de empleados, con 566,000 en sus filas. Facebook tenía un total de 25,105 empleados a tiempo completo, mientras que Alphabet tenía 88,110, de acuerdo con cifras de Twitter, Amazon, Google, eBay, Alibaba, Yahoo, Facebook, LinkedIn, PayPal, proyectadas por Statista.

Sin embargo, esta cifra se podría ver reducida drásticamente en los últimos años, debido a altas exigencias de productividad hacia sus empleados, mismas que son reportadas por robots, así lo informó The Verge luego de obtener documentos que indican que la compañía despidió a una gran cantidad de empleados en una sola sucursal entre agosto de 2017 y septiembre de 2018 por no cumplir con las cuotas.

Un portavoz de la compañía dijo que, durante ese tiempo, aproximadamente 300 asociados de tiempo completo fueron despedidos por ineficiencia.

Esta cifra representa una parte sustancial de los empleados en esas instalaciones, pues en total la conforman 2,500 trabajadores de tiempo. En previsiones del medio, suponiendo una tasa constante, eso significaría que Amazon despidió a más del 10 por ciento de su personal anualmente por productividad.

Esto ha encendido las alertas de críticos y analistas, quienes se enfocan en que la empresa constituye un empleador líder en el mundo, tal como lo pusimos en claro en la gráfica, pues opera más de 75 centros en América Latina con unos 125,000 empleados de tiempo completo, lo que sugiere que miles de personas pierden sus empleos en la compañía cada año por los presuntos reportes de robots.

La información obtenida por el medio revela que el sistema de Amazon rastrea las tasas de productividad de cada asociado, lo que ha desatado críticas para la compañía por considerar que sus empleados son vistos como máquinas y no como seres humanos con limitaciones.

Este tipo de información sobre las compañías, puede impactar en el valor de las acciones de las compañías, pues por ejemplo en el caso de 3M, al revelarse recortes de 2.000 empleos en todo el mundo como parte de una estrategia de reestructuración del negocio, sus acciones cayeron más del 8% en las operaciones previas a la apertura de Wall Street ayer. Ocurrió luego de que la marca líder en el segmento de las cintas adhesivas y los filtros de aire, entre otros mercados, mostrara ingresos mucho más bajos a los esperados en el primer trimestre de 2019.

Trascendencia del caso

Esto es relevante para la empresa y sus empleados, pero también para todos los trabajadores en el mundo, pues supone un cambio sustancia en los procesos de monitoreo de productividad y la postura de exigencias inalcanzables para los seres humanos en cuanto a cifras.

Esto alerta sobre todo para quienes son escépticos con la integración de la tecnología en esos procesos, recordemos que la inteligencia artificial supone miles de bajas en el mundo.

Esto coincide con lo indicado por Gartner, que para 2020 prevé que el 85 por ciento de las interacciones con los clientes se gestionarán de forma artificial, sin interacciones humanas.