En días recientes el presidente de México Andrés Manuel López Obrador anunció la estrategia que se seguirá durante su administración en materia de Turismo, ya que, aunque el país subió escaños como destino al ubicarse en la sexta posición global; en cuanto a la recepción de divisas por este concepto, México descendió de la posición 14 a la 15, según datos de la Organización Mundial de Turismo (OMT).

Dentro de los principales desafíos que enfrenta la presente gestión se encuentran la seguridad así como la generación de alianzas estratégicas en naciones de alto potencial económico.

Ante la falta de un Consejo de Promoción Turística, las opciones para promocionarse en ferias internacionales se limitan, al tiempo que la prioridad se basará en cambiar desde el interior la percepción de la violencia y que ello se traduzca en recomendaciones de los propios paseantes.

En tanto, la iniciativa privada cuenta con sus propias estrategias para seguir evolucionando en los diversos sectores que integran al segmento del turismo. Y es que en una industria que genera ingresos por 22 mil millones de dólares al país, apostar por incrementar las alianzas comerciales así como la mejora en las experiencias, son parte de los esfuerzos por capturar la elección de compra de los consumidores.

Gabriel Rosillo, gerente de mercadotecnia de Despegar México.

En este sentido, Gabriel Rosillo, gerente de mercadotecnia de Despegar México sostuvo que las promociones representan una oportunidad para que las personas decidan realizar una compra, además de generar un vínculo entre la marca y las personas. Para ello, el gerente resalta que la temporalidad es un elemento fundamental, puesto que el usuario tiende a comprar con antelación, lo que da oportunidad de presentarle otros productos acorde al destino, temporada e intereses.

Asimismo, refiere que la duración de las promociones no deben ser duraderas ya que en caso de alargarse, el consumidor puede postergar su deseo de hacer la compra.

NO TODO ES PROMOCIÓN

Si bien las promociones representan un factor atractivo para que el consumidor se decida a viajar, basarse sólo en este mecanismo para incrementar el interés por un destino no es suficiente, se debe recurrir a otros elementos para completar una estrategia que logre despertar el deseo del paseante por un destino.

En el país, solamente dos destinos concentran el 62 por ciento de todo el turismo que se recibe, se trata de la Ciudad de México y de la Riviera Maya, según la Secretaría de Turismo.

Bajo este contexto, Rodrigo González, director de mercadotecnia de Grupo Posadas señaló que además de contribuir con el desarrollo de las regiones en las que tiene presencia la cadena hotelera, también favorece a la diversidad de entretenimiento que se brinda en las diferentes unidades, lo que permite la realización de festivales como lo es el Hot Summer Extravaganza en Puerto Vallarta, el cual se suma a la variedad de experiencias que el turista puede encontrar en otros puntos del país, y que también permite la asociación con marcas de coctelería, culinarios, moda, entre otros sectores.

Y es que con la apertura de nuevos complejos tanto dentro como fuera del país, el grupo señaló que uno de sus esfuerzos radica en llevar a la gastronomía nacional a través de sus marcas, al ser parte de la innovación de la propuesta de valor de la firma.

CONECTIVIDAD E INNOVACIÓN

De igual forma que en el sector hotelero, generar alianzas permite desembarcar en nuevos territorios al tiempo que diversas marcas pueden expandir su área de presencia; para las aerolíneas continuar con sus estrategias de expansión se vuelve fundamental para que se abra la posibilidad de que los paseantes puedan viajar a destinos internacionales sin tener que hacer múltiples escalas.

Anko van der Werff, vicepresidente ejecutivo comercial de Aeroméxico detalló la importancia de abrir nuevos destinos, así como ampliar sus alianzas con otras aerolíneas a fin de cubrir más rutas que a su vez también faciliten la llegada de turistas a México desde diversas regiones del planeta.

A su vez, para el ejecutivo, ampliar la presencia de la aerolínea debe ir acompañado no solo de promociones para incentivar las rutas sino que a esto se le deben agregar experiencias como lo son la plataforma de mensajería o aumentar la oferta en las opciones de comida dentro de los vuelos.

Si bien el país enfrentará los desafíos para captar al turista extranjero desde la ejecución de actos internos y hasta cierta medida, desde la austeridad; las marcas han optado por acrecentar sus ofertas como atractivo para el paseante, desde las experiencias pero en especial desde las alianzas, las cuales les permiten asumir mayores riesgos y de paso, beneficiar el desarrollo de las diversas regiones del país.