Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Alcance del deepfake en la publicidad

El contenido deepfake es una oportunidad en publicidad para rebasar los límites creativos.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

En la industria de la publicidad y el cine, los deepfakes son un recurso creativo que ha permitido la creación de contenidos con la presencia de actores sin que se encuentren en el set o inclusive vivos, ya que se trata de representaciones hiperrealistas creadas mediante Inteligencia Artificial (IA).

El término deepfake nace en 2017 y sus alcances de manipulación digital han sido criticados por el creciente contenido malintencionado; la realidad es que, en la industria publicitaria, esta herramienta derriba cualquier barrera de tiempo, costo y existencia humana.

“A los creativos les permite imaginar cosas más allá del plano físico, por ejemplo, contar con talento que no está capacitado para actuar en ese momento e, incluso, traer a la vida a actores que hayan fallecido”, pone en perspectiva Alberto Arroyo, CEO de Nación 3.0.

Y es que el deepfake tuvo su origen como un recurso para hacer mejores producciones de cine, un claro ejemplo es el famoso episodio de Star Wars donde mediante IA suplen a la actriz Carrie Fisher, quien murió en 2016, apuntó Diego Rodríguez, Chief Creative Officer (CCO) de Ogilvy México.

“Luego se vio algo para el entretenimiento para adultos y a partir de ahí se han abierto los horizontes en la publicidad, los shows en vivo y hasta videos musicales. Sin embargo, creo que esto aún tiene mucho terreno para seguir explorando sus propios limites”, apuntó.

Diego Rodríguez, Chief Creative Officer (CCO) de Ogilvy México.

 

Creatividad sin límites

De acuerdo con la investigación “Deepfake: la imagen en tiempos de la posverdad”, realizada por el Dr. Jacob Bañuelos Capistrán, el campo más grande para los deepfakes es el entretenimiento, ya que hasta 2020 ocupó el 81 por ciento de los canales de YouTube dedicados a compartir deepfakes, 12 por ciento a políticos, 5 por ciento informativos y medios de comunicación y 2 por ciento a empresarios.

En ese sentido, el panorama es positivo para la publicidad. Dentro de los principales beneficios del uso del deepfake en la industria es que se pueden crear imagines sintéticas, disminución de costos y tiempos de producción; asimismo, permite una producción y posproducción más rápida, puntualizó Alberto Arroyo, CEO de Nación 3.0.

“Así pagar solo por el uso de imagen y no por los días de producción del talento famoso”, agregó Gerónimo Ávila, Fundador y Director de Element.

El uso del deepfake para campañas publicitarias ha tenido gran éxito, un claro ejemplo es la campaña que Publicis WW México realizó para Propuesta Cívica llamada “Still Speaking Up”, en 2019, la cual le devuelve la voz a Javier Valdez Cárdenas, periodista asesinado el 15 de mayo de 2017, para pedir al Presidente y al Gobierno poner fin a la impunidad de los crímenes contra la prensa.

“Puede que hayan apagado sus cuerpos, pero nunca silenciarán sus voces”, dice Propuesta Cívica en la presentación de la iniciativa social.

También, recordando a iconos de la cultura mexicana, Ogilvy usó la tecnología en la campaña de Victoria Cempasúchil para el Día de Muertos y revivió por una noche a Blue Demon, Cantinflas y Juan Gabriel.

Esta tecnología permite una explosión de creatividad y, conforme se vaya perfeccionando la distinción de la realidad y la simulación, podrá permitir una mayor conexión con las audiencias.

 

“Creo que es una tecnología en desarrollo y, aunque ya es impresionante, será hasta dentro de algunos años que funcione a la perfección, cuando no distinguiremos la realidad de la simulación”

Gerónimo Ávila, Fundador y Director de Element

Otros artículos exclusivos para suscriptores