Aeroméxico responde bromeando, a incidente con serpiente en uno de sus aviones

Aeromexico

Aeroméxico bromeó para responder al reciente incidente en que fue captada una víbora a bordo de su vuelo 231.

La estrategia creativa llevó a la aerolínea a aprovechar que recientemente presentó su nuevo Boeing 787-9, en el que pintó un diseño en alusión a Quetzalcóatl, inspirándose en la leyenda de la serpiente emplumada.

Esto llevó a la aerolínea a publicar un comunicado con el titular: “No, Quetzalcóatl no cobró vida”.

Este domingo diversos usuarios en redes sociales publicaron un video en el que se veía una serpiente caer del portaequipaje del avión que se dirigía de Torreón a la Ciudad de México.

El hecho cobró relevancia a nivel internacional con diversos medios que reportaron el incidente y hasta el día de hoy la marca respondió en redes sociales, donde aseguró que se trataba de una especia no venenosa que fue manipulada por personal de la aerolínea.

Aspecto de las publicaciones que hicieron medios internacionales sobre el incidente:

“Esta organización confirmó que la especie no es venenosa y, al parecer, es de la región sureste de México. Estamos investigando, junto con las autoridades locales, la causa por la que la serpiente encontró su camino a bordo del avión, pues pudo haber sido de manera independiente o a través del equipaje de un pasajero”, dijo la aerolínea en un comunicado.

Recientemente la aerolínea nombró Quetzalcóatl una de sus naves como parte de un concurso de diseño (“El Diseño está en el Aire”), para usar su nuevo Boeing 787-9.

Esta no es la primera vez que una serpiente llama la atención al aparecer en un avión. Un hecho similar ocurrió cuando una serpiente fue captada en el ala de una aeronave de Qantas en 2013, hecho que llevó a la aerolínea a declarar que el incidente no impactó en la seguridad de la aeronave.