Consejos para administrar redes sociales en vacaciones y días feriados

social media marketing valor
Foto: Bigstock

Desde que las redes sociales llegaron a ser una extensión de comunicación para las empresas y marcas, el trabajo en social media tuvo que profesionalizarse. Hoy en día, un community manager tiene que cubrir funciones específicas que permiten una mejor interacción con los usuarios, además de encargarse de realizar contenido, ofrecer respuesta y análisis de ciertos parámetros particulares.

Para un mejor desarrollo en estas plataformas, las herramientas digitales pudieron adaptarse correctamente a las redes sociales. Muchas de ellas ofrecen la posibilidad de programar el contenido para seguir conectados y ofrecer información relevante al usuario. El problema es que hoy en día, todo es instantáneo. La comunicación funcionan de forma bidireccional y todo debe ser inmediato.

Eso puede ser un problema para el profesional de canales digitales. Tomar un descanso y vacaciones es crucial para la salud, felicidad y el bienestar en general, pero al descuidar las plataformas, puede parecer que una marca está dejando a un lado a sus clientes, fans y seguidores al no tener interacción las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

De acuerdo con We Are Social, 2 mil 80 millones de personas son usuarios activos de redes sociales mensualmente, ya que cada año estas tienen una penetración del 37 por ciento. ComScore indica que las personas pasan alrededor de 69 por ciento de su tiempo utilizando su smartphone, sobre todo en periodos de relajación. En países como México, donde se cuenta con un un período anual de vacaciones pagadas, que en ningún caso podrá ser inferior a 6 días laborables, esto podría ser de ayuda.

¿Cómo logras el equilibrio adecuado para ser una marca receptiva y tomar descansos? Puede ser complicado, pero es posible.

Union Metrics tiene ofrece algunos consejos para administrar correctamente el trabajo en redes sociales mientras es tiempo de vacaciones o hay algún día laboralmente inhábil.

  • Anticiparse con planeación. Hay que tomarse cierto tiempo para establecer ciertas respuestas antes de que las vacaciones estén en pleno apogeo. Saber quién está supervisando las cuentas y quién es oresponsable de responder a las preguntas o solicitudes, especialmente si no siempre son las mismas personas, ayudará a elaborar un plan. Lo mejor es ofrecer alternativas que deriven a los diferentes recursos que tiene un sitio web, o a una línea telefónica de atención al cliente, si es necesario.
  • Prepararse. Este punto se refiere a pensar en circunstancias específicas para no tener que lidiar con una serie de crisis en tiempos vacacionales. Lo mejor es establecer cierto tipo de contenido, que genere valor al usuario, para no tener inconvenientes. En última instancia, los responsables del mismo podrán designar una cadena de sucesión.
  • Monitoreo. Configura una monitorización regular que puedas verificar fácilmente para evitar cualquier problema antes de que se expanda.