Adiós a las cajas de cartón… y tal vez a las largas cadenas de distribución

Por Luis Miguel Martínez
Correo: [email protected]
Twitter: @lmuia

La aparición de las tiendas online han cambiado diversos negocios e industrias para siempre. La inauguración de la tienda de apps para Mac OS, va a cambiar la industria del software también. Basta recordar la transformación de la industria de la música con la aparición y desarrollo de la tienda de iTunes, y cómo en los anales de Internet, Amazon cambió el negocio de los libros en el mundo. ¿Qué pasaría si surgieran tiendas virtuales en otras industrias?

A la fecha el número de canciones que se han vendido en la tienda de iTunes supera los 10 mil millones, mientras que el número de aplicaciones para iOS /* el sistema operativo de los dispositivos móviles de Apple */ supera los 7 mil millones. Ambas tiendas vendieron más de 1 millón de ítems en la primera semana, al igual que la tienda de apps para Mac OS. En el caso de las canciones de iTunes, la tienda terminó con el paradigma de venta de música en respaldo físico (CD o LP) para la venta de sencillos o singles o tracks a un costo comparativo pero de forma inmediata. Entre las consecuencias de la popularización de la tienda de iTunes en el mundo, se facilitó la adquisición de cualquier material sonoro prácticamente en cualquier momento y lugar. Así, en lugar de tener que esperar a encontrar el disco, el sencillo pagar y oír, todo ese tiempo se redujo a cero.

Aunque el negocio de la música, ahora parece evidente, para las aplicaciones en el sistema operativo Mac OS no lo es. Para la mayoría de los usuarios de cómputo en México, comprar un software implica saber quien lo distribuye, pagar, recibir una caja e instalarlo. Otros encontraron la forma de comprar licencias que activan las descargas que se hacen en Internet. Sin embargo, es un proceso lento y tedioso. Para comprar un Microsoft Office, se puede hacer hasta en el supermercado; pero comprar Autocad tiene que hacerse a través de un distribuidor autorizado que seguramente lo recibe de un mayorista y este del fabricante AutoDesk. Cada uno de esos pasos, cuesta dinero por los modelos de retail que se usan. Por esto, al contar con una tienda en línea, es factible adquirir el producto en tu computadora directo del fabricante. Al igual que con la música, se puede hacer en minutos.

Las tiendas en líneas de software, son mucho más coherentes con sus productos que las de música pues todo el producto es virtual, desde su conceptualización hasta la producción. Para los fabricantes es mejor contar con este mecanismo de distribución por tres razones: a) reduce costos de producción y distribución, b) reduce la piratería y c) facilita la venta de actualizaciones. Sin embargo, mientras unos ganan otros pierden, y así los eslabones que forman la cadena de distribución se eliminan; y tendrán que encontrar nuevas formas de negocio.

De lo observado en los últimos años, el negocio de las tiendas virtuales es exitoso cuando el producto es virtual /* entendido como no físico o concreto */. Pronto veremos más tiendas de diseño gráfico, de arte digital y de productos de comunicación. Difícilmente veremos un incremento de tiendas globales que impliquen el envío de bienes de consumo.