• A diario 7 mujeres son asesinadas en territorio mexicano

  • La iniciativa #NiUnaMenos, que en más de una ocasión, ha sido fuente de inspiración para muchas marcas

  • Para muchos, la acción se trató de una burla al movimiento #NiUnaMenos

EL movimiento #NiUnaMenos ha ganado especial relevancia dentro del mercado mexicano ante el lamentable crecimiento de crines contra mujeres que padece el país.

Algunos datos dejan en claro la gravedad del problema. Información de Brain revela que México ocupa el primer lugar en número de mujeres que sufre de acoso. Sin embargo, este es apenas el peor de los males.

Desde ONU Mujeres indican que a diario 7 mujeres son asesinadas en territorio mexicano, mientras que en los últimos 25 años ocurrieron más de 35 mil defunciones de mujeres mexicanas con presunción de homicidio.

Estos son los números que giran alrededor de la iniciativa #NiUnaMenos, que en más de una ocasión, ha sido fuente de inspiración para muchas marcas que buscan contribuir a la lucha contra la violencia de género.

De hecho, desde hace algunos días, michas marcas y puntos de venta han decidido abrir sus puertas como centro de seguridad para cuando una mujer se sienta en situación de peligro acuda a resguardarse en sus instalaciones.

Un post equivocado

Dicha tendencia ahora fue el estímulo que un centro nocturno ubicado en la ciudad de Puebla utilizó para sumarse a la conversación; sin embargo, su estrategia generó todo tipo de controversias y el rechazo de diversos usuarios de redes sociales.

Se trata del table dance “Foxies”, establecimiento que desde su cuenta de Facebook publicó un post en el que ofrecía “protección” a los hombres que se “sientan en peligro”, lo que para muchos fue una alusión al tipo de servicios que ofrece. La imagen firma con el hashtag #Niunomenos.

Para muchos, la acción se trató de una burla al movimiento #NiUnaMenos así como a la campaña que diversas empresas han impulsado para ofrecer a las mujeres puntos de seguridad en ciertas ciudades del país.

El post fue retirado y en su lugar se publicó una nota aclaratoria de la empresa que asegura que su intención nunca fue burlarse de un tema tan sensible; a decir de la publicación, la intención era velar por la “igual de género”, pero “el enfoque amarillista” dado por los medios de comunicación desvirtuaron dicho objetivo:

La respuesta del consumidor

Aunque existen algunos comentarios que condenan la publicación, llama la atención que muchas otras aplauden la arriesgada publicidad. Incluso algunas usuarias afirman que la publicidad es buena y que el error fue el momento de publicación. De hecho, algunos otros parecen haber entendido el supuesto objetivo de la marca por abanderar la igualdad de género.

Aunque es imposible saber cuál fue la intención real de la publicación, lo que queda claro es que en redes sociales así como en otros espacios, las marcas deben ser claras en el mensaje que desean enviar, aspecto que mucho demanda reconocer el terreno en el que se mueve la firma así como la lectura que ciertos discursos pueden tener en función de la naturaleza del negocio. Aunque esto puede ser algo obvio, la realidad es que frecuentemente es una premisa que se olvida.