Acusan a Apple de robar una idea de 1992, ¿qué consecuencias tiene para la imagen de la marca?

La propiedad intelectual es un tema muy delicado de tratar en cualquier industria, pero en el apartado de tecnología, el tema se complica al tomar en cuenta que un producto puede involucrar el uso de diversas patentes, por lo que las demandas por el uso no autorizado o el robo de ideas es algo relativamente común.

Apple, una de las marcas más importantes del mundo, ha tenido que enfrentar más de un caso en forma reciente, en los que no ha salido victoriosa. Por ejemplo, la marca tuvo que desembolsar 625 millones de dólares para VirnetX, empresa que argumenta haber inventado la tecnología detrás de los servicios como Facetime o iMessage, los cuales además podrían desaparecer en el futuro a petición de la empresa que ganó la demanda, según un proceso legal que aún está en proceso.

Ahora Apple tiene frente a sí una nueva demanda por parte de un hombre estadounidense que asegura que el iPhone, iPad y iPod Touch violan una patente de 1992.

La patente, según expone Macrumors, pertenece a un “Dispositivo de Lectura Electrónica”, cuya patente se comenzó a tramitar en 1992, pero fue declarada abandonada en 1995 por falta de pagos.

El demandante exige el pago de 10 mil millones de dólares y regalías del 1.5 por ciento por cada dispositivo vendido, esto a pesar de que su patente jamás fue un dispositivo real o comercial, y se basa únicamente en dibujos hechos a mano.

Apple patente lector

No obstante, la empresa también ha recibido nuevas acusaciones un tanto más serias, como la presentada en China por un fabricante de smartphones que acusa a la marca de la manzana de utilizar patentes sin autorización, por lo que en caso de progresar favorablemente para los demandantes, Apple tendría nuevos obstáculos para comercializar sus dispositivos en el país asiático.

Además de las sanciones económicas, las demandas por el uso de patentes pueden resultar en un golpe a la imagen y las relaciones públicas de las marcas, quienes generalmente se muestra herméticas y reticentes ante la exposición abierta de los hechos, las consecuencias y las medidas a tomar, aún cuando resulten victoriosas en los procesos legales.

Desde la muerte de Steve Jobs en 2011, los fans de la marca así como los detractores de la misma, cuestionan la capacidad de Apple para innovar, lo cual hasta ahora no se ha visto directamente reflejado en las ventas de la compañía, sin embargo, la primera caída en ventas en más de una década experimentada este año, podría ser una señal de la percepción negativa generada por lanzamientos anuales, no sólo de Apple, sino de cualquier marca global, como Samsung.