Acciones sustentables enfocadas a cuidar el medio ambiente

sustentable
Imagen: Bigstock

Las empresas tienen un rol fundamental en el cuidado y protección del medio ambiente. Saben que es un tema que requiere de su involucramiento, además de que los consumidores lo demandan día a día.

La responsabilidad de las empresas en estos temas es parte de su visión de negocios, el cual está conformado por valores como el respeto por las personas, los animales y el planeta, no importando el sector al que pertenecen o si son nacionales o no.

De acuerdo con la encuesta Desarrollo Sostenible en México 2018 realizada KPMG a 143 directivos de empresas, el 87 por ciento de éstos considera que para su organización el tema de la sostenibilidad es un concepto que debe estar incluido en la estrategia de negocios. Mientras que el 41 por ciento tiene identificado y medido los datos sobre los temas más importantes en lo ambiental y social en su organización (emisiones CO2, consumo de agua, fuentes de energía, entre otras).

Bajo este enfoque se promueven acciones sustentables que, según la opinión del gobierno mexicano, no se deben entender como un tema de moda o aislado, sino que se perfila como una responsabilidad voluntaria, acorde a principios y más allá de acciones de negocios.

Es la misma Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que sugiere una serie de principios estándares de conducta empresarial respecto al medio ambiente, que actualmente siguen la mayoría de compañías como recopilación y evaluación de información sobre el impacto de sus actividades; la fijación de metas cuantificables y de objetivos relacionados con la mejora de resultados; adopción de tecnologías y procedimientos; fomento de mayores niveles de sensibilización y más.

Entre las compañías que han dado pasos firmes en favor del medio ambiente, destaca la Industria Mexicana de Coca-Cola (IMCC), que a través su informe anual ‘IMCC, Comprometidos Contigo’, señala que trabaja bajo 4 ejes de acción: agua, reciclaje, empaques sustentables y energía, con el objetivo de impulsar el cumplimiento de sus objetivos en términos del desarrollo sustentable y la preservación de la riqueza natural. De esta manera, no sólo logró disminuir el 35 por ciento del consumo de agua en plantas embotelladoras en comparación con el año 2002; sembró cerca de 70 mil árboles; y también se sumaron a la iniciativa global Mundo sin Residuos, que tiene por objetivo recolectar y reciclar el equivalente al 100 por ciento de sus envases vendidos para el 2030.

De la misma manera, Bimbo reporta en su Informe Anual Integrado 2017 que creó un área específica para focalizar sus esfuerzos en energías renovables. Así, recicló cerca de 303,05 toneladas de residuos, redujo cerca de 4 mil m3 su consumo de agua y disminuyó el 4 por ciento de su consumo diésel para transportación primaria comparado al año anterior de este reporte.

Por su parte, Kellogg’s se ha impuesto como meta para 2020 incrementar su uso de energía baja en carbón en un 50 por ciento en todas sus plantas a nivel global, reducir 15 por ciento su consumo de agua, entre otros esfuerzos.

Es la misma sociedad la que demanda estos cambios para preservar los recursos naturales y proteger el medio ambiente. Las acciones verdes son reflejo fiel de la imagen que proyectan tanto consumidores como marcas, las cuales saben que para obtener un futuro sustentable es necesario la participación y acción.