Abrirán en Francia un pizzería donde un único robot lo hace todo

pizza
Pizza cortada en slices

La tecnología sigue avanzando en el área de la restauración, lo que en esta ocasión se traduce en la creación de la primera pizzería donde todo el proceso de elaboración y entrega es realizado por un robot de tres brazos capaz de fabricar 120 pizzas por hora.

Se trata de la creación de la empresa francesa Ekim que pronto estará en funcionamiento en su primer local de comida rápida y donde se preparará la pizza que se elija por ordenador, y la entrega lista para ser entregada y consumida.

La empresa tiene planes de convertir esta idea en una franquicia que también se fundamenta en el uso de productos frescos franceses, italianos y escoceses, para diferenciar la calidad del productos de aquellos elaborados por compañías más grandes que los almacenan y distribuyen tiendas y supermercados.

El proyecto nació, según sus fundadores, al observar el nicho creado por aquellos consumidores decepcionados por la calidad de muchos productos de comida rápida o por el tiempo de espera, además de la imposibilidad de tener más variedad a la hora de ordenar.

Para lograr su cometido, de crear este robot al que han bautizado como Pazzi, sus creadores, ambos ingenieros en electrónica y robótica, han invertido seis años que pronto verán fructificar en el primer restaurante que se abrirá en Francia a finales de 2018.

Con un precio de entre siete y 14 euros, dependiendo de los ingredientes y el tamaño, los futuros clientes podrán consumir estas pizzas cuyas recetas son de Thierry Graffagnino, aunque podrán modificarlas según sus gustos a través de la app MYOP (Make My Own Pizza).

Esta propuesta no la primera en el ámbito de los restaurantes robotizados, pues ya se han intentado proyectos donde participan robots en China, Japón o Tailandia, especializados en tallarines y platos asiáticos, mientras que si se trata de pizzas, en San Francisco, Estados Unidos, la empresa Zume Pizza cuenta con ayuda robótica durante gran parte del proceso de producción. Aunque en este caso, la diferencia radica en que el robot Pazzi, será el único responsable de que la pizza llegue a la manos del consumidor.