La inversión en marketing y publicidad esperada en México para este 2018 alcanzará 642.86 mil millones de dólares en el mundo, considerando medios digitales (desktop/laptop, mobile y otros dispositivos conectados a internet), revistas, periódicos, medios exteriores, radio y televisión.

Sin embargo, ni la inversión más fuerte puede hacer milagros por una campaña desarrollada con errores importantes, tales como los siguientes pecados del marketing:

Agilidad fallida

En el momento de pensar una campaña o planificar el lanzamiento de un nuevo producto o servicio, todas las ideas pueden ser buenas, pero muchas se quedan en el camino por una mala ejecución. Sin embargo, el profesional del marketing debe tener la agilidad de corregir sus errores.

Pereza de aprendizaje

El profesional de la mercadotecnia jamás deja de prepararse ante una industria de constante integración de tecnología y otros elementos novedosos.

Avaricia al compartir conocimiento

La velocidad con la que cambian las circunstancias en el mercado complica la tarea de una agencia de marketing, algunos logran dominar las nuevas tendencias pero no las comparten con su equipo y eso sólo derivará en hacer más de lo mismo y no trascender.

Soberbia ante colegas

El lenguaje corporativo no se refiere nada más a corporaciones, sino a servicios profesionales, por lo que sobrepasarse de términos formales con el fin de parecer superiores ante los directivos de otras compañías, puede provocar antipatía.

Formas

Las agencias de marketing deben medir los resultados de un anuncio de una marca y promover los resultados a los consumidores; sin embargo, no se debe dar prioridad a los resultados, también la ejecución debe tener una posición protagónica, “el fin no justifica los medios”.

Gula de popularidad

Los valores de las compañías deben conservarse hasta el final y no cambiar en el afán de ganar clientes, pero muchas empresas caen en subirse a tendencias que no van con su identidad, lo que deriva en aspectos negativos para las marcas que representan.

Pensamiento estructurado

Argumentar información es un punto importante para promover una idea o convencer a la audiencia, y muchos no lo consideran. Por eso se recomienda el uso de datos duros que logren apoyar o mejorar la estrategia.