Los servicios relacionados con el uso de las viviendas (de alquiler o renta) aportaron 1.5 por ciento al PIB de México durante 2017, lo que implica que dos de cada 100 pesos de la producción nacional fueron generados gracias a esta actividad, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De manera puntual, el alquiler efectivo representó el 25 por ciento de la producción de actividades económicas relacionadas con la vivienda, lo que la ubicó como la actividad más importante sólo por debajo de la construcción de casa, según la fuente antes citada.

Estos números hablan de lo dinámica que es esta actividad así como de la oferta y demanda que existe en el mercado.

6 errores terribles a evitar

Para quienes alquilan un inmueble supone una forma flexible de adaptar su ubicación a sus necesidades actuales, mientras que para quienes son propietarios se traduce en una buena manera de mover sus inversiones y generar nuevos ingresos.

No obstante, es importante que el hecho de rentar una propiedad no debe ser tomado como algo a la ligera.

No basta con tener al comprador adecuado o tener en las mejores condiciones la casa para que pueda cobrarse un alto alquiler por la misma. Hablamos de la decisión de entregar a otra persona una inversión, que si no se protege de la manera correcta puede representar pérdidas importantes.

En este sentido, Ernesto Riquelme, RE/MAX Playa Quintana Roo, puntualiza seis errores garrafales que se deben de evitar al momento de rentar una casa:

  1. No contratar a un asesor inmobiliario para que lleve a cabo el trabajo: Es de suma importancia apoyarse en un profesional que realiza este tipo de transacciones en forma habitual. Se da mucho el caso de que los propietarios piensan que es muy fácil y caen en muchos errores que les acaban saliendo muy caros.
  2. No investigar a quién le rentas. (Estudio socioeconómico): Es importante tener las referencias especificas de tu cliente. ¿En dónnde trabaja? ¿Quién es su jefe directo? ¿Por qué se esta saliendo de donde esta viviendo actualmente?¿Qué te puede comentar el dueño del lugar en donde vive actualmente el cliente?
  3. Rentar sin un contrato: Es por además, pero sucede, muchos clientes, rentan de palabra. Los clientes normalmente se les van si pagar y dejando deudas de servicios entre otros.
  4. Rentar a un “amigo”, familiar, conocido: Esto siempre lleva problemas. no lo hagas.
  5. Si rentas con muebles un gran error es no tener el inventario detallado: Con fotografías de lo que incluye la renta. Te pueden regresar menos de lo que entregaste así como cambiarte los muebles
  6. Rentar fuera de la ley para evitar al pago de impuestos. No dar factura

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299