6 elementos de la psicología aplicados a la publicidad y el marketing (2da parte)

México.- En la primera parte de este artículo, ya hablábamos de la importancia de la psicología y como aplicarla para las estrategias dentro de la mercadotecnia y la publicidad. Te presentamos ahora otros 6 elementos aplicados en esta materia.

Más notas relacionadas:
6 elementos de la psicología aplicados a la publicidad y el marketing (1ra parte)
Psicología del color, básica en la publicidad
10 principales pasos para hacer tu campaña de publicidad

La publicidad es parte integral de la economía de consumo, si no se estimula el deseo del consumidor, no serian posibles la  la repetición de las ventas y la creación de nuevas necesidades.

Las palabras e imágenes unidas en un buen mensaje que llegue a la mente del consumidor tendrá el poder de influencia necesaria.

Te presentamos a continuación otros seis  de los detonadores basados en la picología, de acuerdo a Akshay Nanavati, coach de negocios:

1. Inspira curiosidad: George Loewenstein, profesor en Carnegie Mellon, se dio cuenta al investigar que existe una brecha entre lo que sabemos y lo que queremos saber, por lo que actuamos para cerrarla.

La curiosidad y necesidad del ser humano por unir esa brecha no sólo inspira la acción, también incrementa la actividad de nuestro cerebro asociadas con el placer.

Es decir que potenciar la curiosidad de algún prospecto hará que concluyan una acción que tu les pongas enfrente, desde abrir un mail hasta querer un producto luego de que les des una muestra de tus productos o servicios. Sé creativo y prueba distintas estrategias.

2. Construye anticipación: Gretchen Rubin, autora bestseller de “The Hapiness Project“, dice que la anticipación es un paso clave para la felicidad: al tener algo que esperar, traes felicidad a tu vida antes de que esto tenga lugar.

Los clásicos eventos deportivos hacen uso de este recurso pues preparan a los espectadores con grandes campañas previas, otros productos como los de las nuevas tecnologías se aseguran de desatar “rumores” sobre sus siguientes evoluciones en sus productos.

3. Usa la prueba social: “Si puedes conseguir que hable una persona similar a aquella que intentas persuadir, te será mucho más fácil conseguir que tu mensaje llegue a su mente”, asegura el profesor de psicología Robert Cialdini.

Mostrar a los prospectos mediante el ejemplo de los ya son consumidores y se encuentran altamente beneficiados por tu producto o servicio es una clara estrategia. El uso de los testimoniales en los clásicos informerciales es una muestra de ello.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299