Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

55 Marketing Women: Las mujeres líderes marcan la tendencia (Parte III)

El especial 50 Mujeres CMO’s firmado por Merca2.0 trata de poner en evidencia cómo ha evolucionado el liderazgo femenino en los últimos años.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El especial 50 Mujeres CMO’s firmado por Merca2.0 trata de poner en evidencia cómo ha evolucionado el liderazgo femenino en los últimos años.

FCB

Rocío Fernández

Además de ser líder en FCB México, Rocío Fernández es embajadora de DEI (diversidad, equidad e inclusión) FCB Philosophy para México, lo que le ha permitido convertirse en una voz de autoridad en equidad de género.

Sin duda hoy por hoy mucho se ha hablado sobre la importancia de la inclusión e igualdad de género en el terreno empresarial, la realidad es que aún queda una brecha muy amplia por cerrar.

Cuando menos así lo indica Rocío Fernández Cobo, VP Business Strategy & Planning de FCB México, quien habla sobre el papel que debe jugar la mujer dentro de una empresa y en roles de liderazgo.

De esta manera, Rocío Fernández aseguró que “a pesar de que estamos en el 2021,  hay muchas empresas que hablan de diversidad y el compromiso real todavía tiene camino por recorrer.  El papel ideal de una mujer en una empresa implica tener voz, liderazgo y visibilidad para abrazar las oportunidades reales que permitan sacar su mejor potencial, desde el rol que quiere liderar y desarrollar. El liderazgo empresarial de la mujer viene de la mano de confianza, impulso y compromiso”.

Con esto en mente, ocupar la posición de liderazgo que ahora tiene Rocío tiene mucho que ver  con este ideal de hacerse visible y tomar nuevos retos con el carácter que debe caracterizar a un líder.


“El papel ideal de una mujer en una empresa implica tener voz, liderazgo y visibilidad para abrazar las oportunidades reales que permitan sacar su mejor potencial”


Así Fernández hizo un recuento de los tres grandes reto que ha tenido que enfrentar a lo largo de su carrera.

“Un gran reto para mí fue arriesgarme a reforzar mi rol dentro de la agencia, después de 12 años de ser parte del equipo de Servicio a Clientes tomé la decisión de pasarme al equipo de Estrategia y Planning, siempre supe que me iba a sumar pero nunca pensé que fuera un movimiento que me abrió la mente y las posibilidades dentro de la agencia. Crecí como nunca lo hubiera imaginado. Un segundo reto es lograr ganar los grandes pitches de la industria. Y un tercer reto, que involucra lo profesional pero también lo personal ha sido la capacidad de ser flexible, abierta y abrazar el auto aprendizaje que en mi caso ha sido clave para lograr integrar los nuevos códigos que el mundo digital, las nuevas tecnologías y la inmediatez del mundo han traído a la publicidad”, indicó Fernández.

De esta manera, la VP Business Strategy & Planning de FCB asegura que para que las empresas realmente abracen iniciativas que favorezcan la inclusión, “lo más importante es conocer realmente del tema para que desde una posición de conocimiento la empresa pueda definir cómo se va a comprometer y a involucrar con el tema, y volverlo parte su cultura”.

Por tanto, para Rocío el ser un líder estratégico dentro de la estructura es uno de sus grandes logros de su carrera, ya que mediante este puesto puede contribuir “a la cultura organizacional, impulsando el trabajo en equipo y la colaboración, además de fomentar activamente los valores de la agencia. Ser la primera agencia en México en estar certificada en equidad de género no puede quedar sólo en un papel”.

En conclusión, la líder de FCB México define el liderazgo en una sola palabra: Autonomía. Como concluye “el liderazgo empresarial de la mujer viene de la mano de confianza, impulso y compromiso”. 

Great Place To Work México

Alma García Puig

Alma Rosa ha logrado transformar en poco tiempo la visión de GPTW, generando una comunidad de organizaciones.

Ana Rosa siempre se había desarrollado dentro de la industria del entretenimiento y del servicio a cliente, sin embargo, hace tan solo unos meses la experta decidió dar el salto a la consultoría en Great Place to Work con “una perspectiva muy amplia de servicio al cliente, de la visión empresarial y de la cultura organizacional”.

La ejecutiva reconoce que el cambio no fue sencillo, pues se encontró con varios retos profesionales en el camino como incorporarse a “una compañía virtualmente, sin conocer al equipo y eso representa un reto importante para cualquier persona”, pues además al ser Great Place To Work una autoridad en cultura organizacional, les ha tocado acompañar a las organizaciones en los pasos a seguir frente a la pandemia.

“Han sido tiempos de reto que nos ha obligado reinventarnos como equipo y cuestionarnos hacia dónde vamos para apoyar de mejor manera a todas las organizaciones que forman la comunidad GPTW”.

Cada vez hay más mujeres ocupando puestos en grandes empresas, algo que Alma Rosa considera relevante y primordial para el desempeño de las organizaciones.


 “El liderazgo femenino realiza de manera muy intuitiva y natural estos cambios en las organizaciones y genera un ambiente de mayor confianza y estabilidad”


“Está comprobado que las organizaciones con porcentaje adecuado de mujeres y mujeres a la cabeza muestran mejor desempeño financiero en el largo plazo, una cultura mas humana y un mayor compromiso laboral de los empleados”, señaló.

No obstante, reconoce que con la pandemia muchas mujeres en distintos sectores perdieron su empleo por razones como la falta de escuela y los golpes a distintas industrias como lo son los servicios, por lo que hubo un retroceso sobre la equidad de género en México

“La pérdida de mujeres en el mundo laboral en México es un retroceso para las organizaciones de todo tipo, para la cultura de equidad y para la propia rentabilidad de las mismas”.

Para Alma Rosa, el liderazgo empresarial femenino dota de una visión más humana, enfocándose en un equilibrio entre la vida laboral y personal, logrando una cultura más empática y equilibrada. Gracias a ello, los colaboradores en este tipo de cultura muestran un mayor compromiso, una menor rotación voluntaria y eso se traduce en una mejor productividad del equipo.

“El mundo hoy exige líderes más empáticos y humanos, centrados en la persona, (…) que sepan motivar y mantener la moral en alto después de tantos meses en pandemia”

Con esto en mente, la ejecutiva asegura que tanto las empresas como las organizaciones “no deben de perder de vista que la inclusión es un factor determinante para mejorar la cultura laboral”, pues al estar en prácticas inclusivas, los colaboradores pueden desarrollar su trabajo con un mayor compromiso gracias a que “las organizaciones inclusivas son más empáticas” y con una cultura más equilibrada que permite (…) tener una mejor rentabilidad en el largo plazo. 

Grupo Hunan

Teresa Cuaik Rivera 

Las mujeres en puestos directivos tienen la capacidad de modificar las realidades de una empresa a favor den mejor negocio, situación que debe ser considerado para cerrar la brecha en equidad e inclusión de género.

Con una pasión heredada por la industria restaurantera, Teresa Cuaik asegura que el mayor reto que ha vivido en su carrera profesional ha sido la emergencia sanitaria que aún se vive.

“Cuando inicio la pandemia, nos comprometimos para seguir cumpliendo con nuestros clientes y socios para conservar nuestra fuerza laboral. Al mismo tiempo era indispensable pensar en el bienestar de los colaboradores sin que se viera impactada la productividad. Nos vimos obligados a innovar o morir, tuvimos que buscar nuevos canales de venta a través de plataformas digitales”, afirmó la CMO.

La decisiones correctas en medio de la emergencia permitieron a la empresa mantenerse ante un embate de dimensiones mayúsculas, maximizando los logros conseguidos en años recientes como la apertura de 15 restaurantes y la consoliadación de 12 marcas propias como un solo de fine dining.


“Las mujeres pueden desempeñar roles de liderazgo y tener un enfoque distinto al de los hombres. Debemos usar nuestra influencia para cambiar las actitudes”


Estas metas alcanzadas, mucho tienen que ver con la concepción sobre el liderazgo que expresa Teresa: “veo el liderazgo como la habilidad de influir dentro de las personas con el objetivo de que en conjunto logremos cumplir con las metas del negocio de la mejor manera. Convertirme en una inspiración para que luchen siempre por defender sus valores. Hoy en día las mujeres somos imparables, nuestro poder e influencia está creciendo y eso me fascina. La expectativa está creciendo y se puede definir en una sola frase: ‘The Future is Female’”.

En este sentido, la experiencia, historia y logros de Cuaik Rivera demuestra que las mujeres puede y deben cubrir roles de liderazgo en las empresas, situación que aunque ha mejorado durante la última década aún tiene mucho camino por recorrer.

“Los últimos 10 años han sido determinantes para el rol que juegan las mujeres en las empresas. La presencia femenina en puestos directivos ha ido en aumento; sin embargo, todavía queda mucho trabajo por hacer para llegar a tener una igualdad de posibilidades y oportunidades laborales. La diversidad laboral ayuda que los equipos encuentren mejores soluciones, esto se ha comprobado a través de estudios que se pueden tener mejores resultados teniendo una mayor participación de mujeres”, sentenció la líder.

La brecha que menciona Teresa es evidente y aunque muchos esfuerzos se están realizando para llevarla al mínimo, la realidad es que los problemas de equidad e inclusión que se vislumbran en el escenario empresarial necesitan un verdadero y profundo cambio cultural que, sin duda, debe comenzar en casa y ser reforzado desde las organizaciones.

De esta manera, en referencia a los puntos a tomar en cuenta para mejorar la inclusión en el sector empresarial, la directiva asegura que resulta de importancia vital “captar cuáles son los cambios culturales y sobre todo escuchar la conversación social, como lo que es hoy en día el Women’s Rights Movement. Considero que tenemos que dejar a un lado todos los tabús”. 

Grupo Modelo

Yune Aranguren

Yune Aranguren continúa escribiendo el legado de Corona, una empresa con casi 100 años de tradición en México que ha logrado derribar fronteras para brillar en el mundo

En 2016, Yune Aranguren se unió a AbInBev sumando 15 años de experiencia como productora de televisión, directora creativa y ahora líder empresarial, donde la creatividad  y el compromiso formaron parte esencial de su recorrido para alcanzar la posición en la que está hoy día.

“Vencer el miedo a cambiar de ‘trinchera’ a lo largo de mi trayectoria profesional, ha sido uno de los retos más grandes que he enfrentado en mi vida. En retrospectiva, ese riesgo ha valido toda la pena porque los distintos roles en los que me he desempeñado en mi carrera, son los que me han formado como la profesionista que soy”, asegura.

Tras cinco años en MTV Latinoamérica aprendiendo a producir y contar historias, cinco años más en agencias desarrollando creatividad para diferentes industrias y cinco años liderando grandes marcas como son Victoria y ahora Corona, Aranguren entiende las necesidades del negocio.


“Hacia adelante, el reto más grande que tenemos todos, será el de adaptarnos a las nuevas tendencias con la mayor velocidad posible porque lo que pensábamos que iba a suceder en cinco años, está sucediendo ahora”


“Liderar una marca tan poderosa como Corona, sin duda es un reto no sólo para mí sino para todo el equipo que está detrás y que a lo largo del tiempo se ha encargado de colocar a Corona en el lugar que tiene: una marca mexicana con relevancia mundial”, señala.

Gracias a todos estos cambios durante su carrera, la hoy Directora de Corona ha logrado tener una visión 360 que le ha permitido saber como comunicarse de forma efectiva a cualquiera que forme parte de la industria, desde un diseñador o un director hasta un consumidor. 

No obstante, Yune Aranguren considera importante recordar que antes de que ella o alguna otra mujer llegara a la posición en la que está, hubieron otras mujeres que trabajaron para hacer de esto una realidad.

“Abrieron la puerta para nosotras y nos hicieron un lugar en la mesa. Hoy nos toca dignificar ese espacio y construir para las que vienen atrás de nosotras. Consolidar con nuestros resultados la presencia de las mujeres en nuestras industrias y continuar abriendo el camino”, afirma.

Con esto en mente, la ejecutiva es consciente de que se deben seguir rompiendo fronteras para abrir el espacio laboral a la diversidad e inclusión, eliminando el sesgo de que el género es una limitante, pues es importante que importante que los equipos tengan presencia de mujeres en todos los ámbitos y que esas mujeres asuman la responsabilidad que conlleva estar ahí.

“Las mujeres lideramos con propósito. Sabemos que tener un propósito detrás de lo que hacemos es de suma importancia para poder ir más allá del corto plazo (…) a hacer la diferencia en el día a día y nos permite dejar un legado”.

Con la experiencia que Aranguren ha ganado como líder dentro de la industria, la experta afirma que se debe seguir apostando por el talento mexicano y la diversidad de nuestra gente para llegar a resultados diferentes.

“En la medida que haya mayor representación de nuestros consumidores en nuestras mesas, tendremos mejores soluciones a los distintos retos de nuestros negocios”, concluye. 

Hershey

Paloma Gutiérrez

Actualmente Paloma Gutiérrez Caraveo se desenvuelve en The Hershey Company México, una marca que se ha ganado el corazón de los mexicanos 

Iniciar dentro de una industria tan extensa como lo es la de marketing no es una labor sencilla, pues en muchas ocasiones para llegar a encontrar nuestro lugar en ella es necesario recorrer diferentes caminos y puestos. Tal fue la situación de Paloma Gutiérrez Caraveo, quien empezó su labor como becaria dentro de una Agencia de Investigación de Mercados haciendo encuestas en la calle.

A pesar de haber sido una experiencia agradable en la que aprendió desde el campo, Paloma se movió al Consumo masivo, trabajando en Mars como Research Specialist, y fue ahí fue donde se enamoró del tipo de marketing que ahora desempeña: el manejo de marcas.

Sin embargo, aún conociendo su objetivo, encontrar su lugar estuvo lleno de retos profesionales, donde con adaptabilidad y flexibilidad, logró demostrar que estaba hecha para convertirse en una líder dentro de la industria del marketing.


“Todos entendemos cada día mejor que ese liderazgo femenino es positivo, pues favorece la integración de la diversidad, también mejora el perfil innovador de las empresas”


“Cuando recién empezaba me dieron un proyecto demasiado grande para mi nivel de experiencia en ese momento: Lanzar Agua Gerber, ¡Pero la compañía no tenía ni cómo fabricarla! Fue un reto que estiró mis capacidades porque aprendí desde investigación de consumidor e industria, desarrollo de productos, búsqueda de maquiladores, insumos, compras, establecimiento de precios, y claro comercialización y publicidad. Fue un éxito, conseguimos 5 por ciento de participación de mercado en 2 años”, señala.

Asimismo, mucho antes de convertirse en la Senior Marketing Director en The Hershey Company México, Paloma alcanzó su primer puesto de Dirección en Danone, pero este no tenía relación alguna con el marketing, sino con la estrategia de ventas.

“Fue un doble salto porque no conocía la función y tenía a cargo un equipo muy grande y diverso. Además de que frecuentemente era la única mujer en el grupo”, recuerda.

Con estas experiencias, Paloma no solo ha logrado impulsar su carrera, sino también la de sus colaboradores, pues en solo dos años de  haber llegado a Hershey, la especialista ha  tenido “la oportunidad de promover al menos a 8 personas a puestos de mayor responsabilidad por sus méritos y logros”, convirtiéndose en uno de sus mayores éxitos hasta el momento.

Lo anterior refleja el poder del liderazgo femenino, pues aunque aun hay un camino largo por recorrer, Paloma reconoce que hoy más que nunca hay más mujeres directivas y emprendedoras, pues se mantiene en contacto con colegas a las que ve triunfar en todas las industrias, “desde la comunicación hasta la industria automotriz y cervecera que estaban muy estigmatizadas a ser ‘masculinas’”.

“Yo diría que el liderazgo femenino hoy va al alza (…) la cultura de la empresa se enriquece cuando es capaz de integrar más perfiles. Este cambio organizacional robustece a las compañías, las hace capaces de enfrentarse a nuevos entornos y oportunidades (…) La diversidad nos da una gama más amplia de visiones que ayudan a descubrir antes los problemas y a detectar rápidamente las oportunidades”. 

Hoteles City Express

Paulina Mendoza 

Clara Paulina Mendoza Romero busca consolidar a Hoteles City Express sobre viajes de placer, para así terminar por conquistar al mercado.

Una aguda crisis en México hizo que Paulina Mendoza llegará a la industria hotelera, donde actualmente lleva más de 20 años desarrollándose, logrando que su experiencia se vea reflejada en su misión por hacer de Hoteles City Express una completa excelencia en la rama.

“Empecé trabajando en el equipo de ventas de un hotel, desde ese momento me enamoré de la hotelería y la hospitalidad, porque está 100 por ciento enfocada a la atención del cliente, sin importar el área en la que te desempeñes”, señala.

Al identificar el valor de la atención al cliente dentro del sector, esto se convirtió en una oportunidad para que Mendoza alcanzara sus objetivos y consolidara cambios significativos para la hotelería, sobretodo cuando su incorporación a Hoteles City Express se dio a días de haber sido declarada la pandemia de Covid-19.

Es importante reconocer que la crisis sanitaria afectó severamente a toda la cadena de valor del sector turístico, pues durante este periodo, todos los viajes no esenciales pararon por completo.


“Las mujeres proyectamos una imagen altamente servicial, amable y atenta, que, en hotelería, como en cualquier industria de servicio, es sumamente apreciada”


Con esto en mente, el enfoque de Paulina y su equipo era “tener ocupación inmediata para generar ingresos en nuestros hoteles, mas que definir estrategias de crecimiento a largo plazo”.

“El actuar rápido fue la clave para afrontar este reto, aunado a implementar estrategias de comunicación para que nuestros huéspedes y el viajero en general conocieran todas las medidas de bioseguridad que implementamos para protegerlos durante su estancia”, recuerda.

Al ser una especialista dentro de la industria de la hotelería, Paulina sabe marcar la diferencia dentro de las empresas en las que se une, pues la Directora de Mercadotecnia de Hoteles City Express reconoce el rol de las mujeres dentro del sector es sumamente apreciado.

“De manera general, a lo largo de mi carrera he trabajado con equipos mayormente conformados por mujeres y me he percatado que también nuestras habilidades blandas de servicio, organización y atención marcan la diferencia”, comenta.

A lo largo de su experiencia profesional, Paulina Mendoza se ha atestiguado la evolución del rol de la mujer en el sector, lo cual ha sido gratificante gracias al nivel de influencia que tienen dentro de la rama turística.

“Es aún más alentador saber que nuestro empoderamiento incrementa, ocupando mayores oportunidades en puestos de liderazgo”, sentencia.

Para la especialista en marketing, el liderazgo empresarial de la mujer en la actualidad está basado en su conocimiento y capacidad analítica, lo que refleja en la más reciente campaña lanzada para la cadena hotelera, donde se invita al viajero a conocer su oferta para los viajes de placer.

“Se rediseñó el sitio web pensando el usuario y su experiencia interactuando con él, dando mucho peso a lo visual para proyectar la experiencia de viaje que se puede vivir en nuestros hoteles”

Aunque para Paulina Mendoza, la posición y la voz de los hombres es igualmente valiosa, el papel de las mujeres es dentro de cualquier industria de servicio tiene un valor significativo. 

HSBC

Paula Ospina

La empatía es clave en el trabajo de Paula Ospina en HSBC, una de las instituciones bancarias de mayor influencia en el mercado.

Tras seis años de experiencia en HSBC, Paula Ospina recuerda que siempre he estado en banca e inició su carrera en el área de riesgo crediticio, la cual le enseñó mucho sobre el negocio bancario, la importancia de entender el comportamiento de los clientes y el mar de oportunidades que se tienen para ayudarlos a lograr sus metas desde esta industria.

Su mayor interés, reconoce, es maximizar el valor generado por una buena experiencia de cliente. Debido a ello en todos sus roles se ha enfrentado al reto de transformar la forma en la que operamos, para situar en el corazón del negocio, los problemas de los clientes y utilizarlos como principal filtro, para priorizar el desarrollo de la oferta de valor. 

Esto, asevera, es particularmente retador en organizaciones que tienen un alcance global y en las que se sirve a millones de clientes en diferentes segmentos y geografías. Todo ello motivándola a crecer en su carrera profesional.


“Es difícil y usualmente erróneo generalizar, pero creo que hoy las mujeres participamos en el mundo empresarial con una forma de liderazgo basada en la empatía”


 Al preguntarle sobre ¿cómo consideras que debe ser el papel de las mujeres en las empresas actualmente? Ospina dice creer que cada vez las mujeres participan más en la vida corporativa en en roles de liderazgo y de emprendimiento, lo cual está contribuyendo a que exista más diversidad. 

“Todavía tenemos camino por recorrer para materializar esta diversidad como fuente de crecimiento. Laboralmente el papel de la mujer no se diferencia del de alguien de otro género, raza o cultura y reconocer esto es el primer paso para evolucionar y construir inclusión”, sentencia.

En este sentido advierte que las mujeres tienen una gran responsabilidad de continuamente recordarse a ellas mismas y a la organización a la que pertenezcan y contribuir a construir la cultura de equidad, que los va ayudar a todos a crecer.  

 “Es difícil y usualmente erróneo generalizar, pero creo que hoy las mujeres participamos en el mundo empresarial con una forma de liderazgo basada en la empatía y muy enfocada al crecimiento común”, reconoce. 

Para lograrlo, un elemento fundamental ha sido el contar con mentores, jefes y equipos en los que he conocido a mujeres que califica de increíbles, “llenas de talento a las que admiro y de las que he aprendido mucho por lo cual me siento muy afortunada y a la vez responsable de seguir construyendo ese liderazgo auténtico femenino y de combatir los estereotipos de liderazgo ideal compuestos por características masculinas”.

 Para favorecer la inclusión en las empresas, Ospina está segura de que la base es la diversidad de género, raza, preferencia sexual y sobre todo la diversidad de pensamiento, todas ellas, advierte, necesitan venir de la mano con prácticas inclusivas para formar equipos de alto rendimiento, innovar y crecer.  

“Entendiendo a sus colaboradores y clientes, las empresas tienen una oportunidad de definir una estrategia que converja en principios, comportamientos y hábitos que nos ayuden a practicar la inclusión en nuestro día a día y en todos los niveles de la organización”, concluye.

Hyundai

Claudia Márquez 

Incursionar en el mercado laboral no es sencillo. El camino para consolidar una carrera está lleno de desafíos y en la historia de Claudia estos retos en sus inicios fueron más desafiantes por tres motivos principales.

“Me he enfrentado a diversos retos durante mi trayectoria profesional, dentro de ellos recuerdo vívidamente el tiempo en el que tenía que desafiar 3 importantes barreras reales dentro de una corporación: era joven, era mujer y era mexicana”, puntualizó.

Y es que aunque ahora estas tres características podrían no ser en realidad un obstáculo lo cierto es en el pasado por diversas cuestiones culturales y sociales si podían ser un impedimento.

Afrontar estos desafíos implicó una muestra de carácter, confianza y determinación para Márquez, quien poniendo en práctica dichas cualidades consiguió posicionarse como un referente del liderazgo femenino en el país.

En sus palabras, “la forma en la que solía afrontar el reto era por un lado muy simple y por el otro muy complicado: tenía que creer en mí a toda costa, trabajar en mi ecuanimidad, resiliencia, mentalidad y en mi forma de ver las cosas, ser excelente y sobresaliente de cualquier manera posible. Sin duda, tenía menos margen de error y lo tenía muy claro”.


“Liderar implica fijar una visión y determinar el camino a recorrer, con la finalidad de lograr el cumplimiento de las metas. Ser un líder requiere de arduo trabajo”


Historias como la de Claudia fueron la base sólida que hasta ahora respaldan un movimiento importante alrededor de la inclusión y equidad de género, el cual ha rendido frutos y ha puesto a las mujeres como pieza central en la generan de riqueza y en el crecimiento de cualquier empresa. 

En palabras de la también presidenta de Hyundai México, “las mujeres desde hace muchos años hemos venido contribuyendo con diferentes perspectivas, aportamos una visión diferente, liderazgo diferente, diversa comunicación, puntos de vista distintos a los hombres pues efectivamente no somos iguales.  Por lo cual, considero que las mujeres en los negocios somos claves para lograr mayor competitividad”.

Con una trayectoria nacida y forjada en una industria comúnmente dirigida por hombres, resulta interesante reconocer la definición que Claudia tiene sobre el liderazgo femenino: “El liderazgo de la mujer debe ser un factor clave para cualquier empresa, considero que en ellas deben existir 3 determinantes clave: que sean congruentes, consistentes y fuertes, no tener miedo; que sean valientes, que siempre busquen ser más estratégicas, que toda su energía se canalice en una mejora profesional constante y no comprometan jamás sus valores”.

Gracias a esta muestra de carácter y determinación, Claudia ha logrado llevar a Hyundai por un camino de éxito, con un incremento, al cierre de junio pasado, de 32 por ciento en ventas para ganar cuatro puntos porcentuales en participación de mercado y ubicarse dentro de las 3 marcas del sector que reportaron mayor crecimiento.

Así, como concluye la CEO, “la equidad impulsa la productividad, aumenta la diversificación económica y promueve la mejora de ingresos”. 

IKEA

Antinia Banuelos 

Antonia Banuelos León, la Country Marketing Manager de IKEA México que considera el liderazgo de las mujeres como una forma de inspiración y crecimiento de su equipo

Aunque su llegada al marketing lo clasifica como un accidente y un reto, por la industria en constante cambio, Antonia Banuelos-León se profesionalizó en mercadotecnia para convertirse en la Country Marketing Manager de IKEA México. Dentro de su experiencia en el sector retail ha buscado el liderazgo de las mujeres como forma de diversificación e inspiración para el crecimiento de su equipo de trabajo.

“Yo nací en Estados Unidos, pero mis padres son mexicanos y desde que empecé a trabajar en IKEA uno de mis sueños era abrir una tienda en México. Sé que la marca puede ayudar a la mayoría de los mexicanos y cuando abrimos la oficina aquí, fue uno de mis principales motivantes”, recuerda.

Antonia Banuelos-León se percató que los retos profesionales a los que se ha enfrentado para llegar a ser la líder que es hoy en día están dentro de la evolución del marketing y de la industria retail, pues el sector necesita acciones inmediatas para contrarrestar los nuevos hábitos de consumo de las personas. Por lo anterior, le parece un reto emocionante aprender las posibilidades del futuro, machine learning y data, porque así, se le podrá hablar al consumidor de acuerdo a sus necesidades.


“La mujer es indispensable ya que trae otro punto de vista que es necesario para el desarrollo de cualquier empresa. La diversidad nos hace más fuertes”


“Cada año, hay nuevas formas de conocer más a los consumidores por medio del análisis de data, la digitalización del e-commerce y nuevas herramientas que nos ayudan a transformar nuestro negocio”, menciona.

Después de pasar por varios puestos desde hace 18 años en IKEA, Banuelos-León cree que el papel de las mujeres en las empresas debe caracterizarse por la constancia, la presencia y, el apoyo e impulso de una a la otra sin tener miedo a resaltar, a tener un rol más participativo y a equivocarse.

“La mujer es indispensable ya que trae otro punto de vista que es necesario para el desarrollo de cualquier empresa. La diversidad nos hace más fuertes”, afirma.

  Para la Country Marketing Manager de IKEA México, la igualdad, la diversidad y el equilibrio entre mujer y hombre son las claves de la inclusión en las empresas porque se genera un ambiente de trabajo lleno de respeto, apoyo y aprecio; además de mejorar las dinámicas de retroalimentación por medio de experiencias valiosas. 

“Por ejemplo, una buena práctica es que en IKEA tenemos el maternity leave pero también el paternity leave, por el mismo tiempo. Esto es para que el hombre también pueda apoyar a la mujer en casa. También en IKEA buscamos que siempre  el equipo de directores esté equilibrado en un 50 por ciento mujeres y 50 por ciento hombres, al igual con los sueldos”, agrega. 

Como mujer líder y madre soltera, Banuelos-León afirma que uno de sus grandes logros ha sido llegar al puesto que tiene ahora, pues nada ha sido una limitante para pertenecer a una empresa tan única como IKEA. 

“Ahora que ha pasado el tiempo, estoy sentada planeando las siguientes estrategias de IKEA México, es un logro que me llena de emoción y orgullo”, concluye.

L’Oréal

Araceli Becerril

Con 10 años trabajando en L’Oréal México, Araceli Becerril ha confirmado que entregar belleza al mundo es algo más que simplemente vender cosméticos; se trata de aportar al crecimiento y de la sociedad.

En la opinión de Araceli Becerril, “definitivamente creo que no hay casualidades en la vida y todo lo que vives te construye y crea los cimientos para el futuro”.

Bajo esta inteligente visión de liderazgo se ha escrito la historia de la directiva de L’Oréal México, con lo que cada reto ha sido abrazado como una oportunidad de mejora con un aprendizaje adquirido.

Este entendimiento del caminar de cualquier profesional se ve plasmado en la pasión con la que Becerril habla de su puesto actual y la responsabilidad que asume al ser una líder dentro de una de las marcas con mayor presencia, nombre y posicionamiento a nivel mundial.

“Trabajar en L’Oréal es muy apasionante, no solo por sus marcas, sino por su propósito de crear la belleza que mueve al mundo en todos los niveles: para el planeta, los productos que brindamos a nuestros consumidores, el empoderamiento femenino y en general a todas las personas porque nada es imposible aquí mientras tengas claro tu objetivo”, destacó Araceli.


“El empoderamiento femenino es de vital importancia y por ello hemos trabajado en varias iniciativas para impulsar la equidad de género y el rol de las mujeres”


Este conjunto de visiones, misiones y entendimientos sin duda han influido en la manera en la que Becerril entiende y ejecuta el liderazgo en su organización, especialmente cuando se habla de esa dirección a cargo de una mujer.

Desde la óptica de Araceli “cada vez más, estamos dejando de estereotipar los estilos de liderazgo dependiendo del género y hoy hablamos más de un liderazgo que se preocupa por los resultados y por el cómo llegamos a ellos. Aunque es una realidad que las mujeres suelen crear redes de aprendizaje que integran y adoptan diferentes puntos de vista de forma más natural, lo que propicia la colaboración y la diversidad de pensamiento”.

En este sentido, desde la óptica de la directiva para las empresas es crucial generar una cultura lavo incluyente que además de considerar la equidad de género considere a personas con diciapacodades y grupos vulnerables. 

De tal manera, resulta vital “generar espacios seguros para trabajar en donde sin importar el género o preferencias, las personas puedan desarrollar su potencial en un ambiente seguro, ético, equitativo y confiable en el que se fomente la colaboración.Promover la sensibilización de sus colaboradores en problemáticas sociales, apoyándose de instituciones especializadas para crear conciencia en temas de diversidad e inclusión. Crear programas de mentorías para compartir conocimiento, experiencias e inspirar a otras”, puntualizó.

Con esto sobre la mesa, queda claro el rol que las mujeres juegan no solo al interior de las empresas sino en la sociedad: “Transformador, inspirador y tenemos la responsabilidad de abrir camino a otras mujeres”, destacó Araceli al tiempo que reafirmó “la crisis que hoy está presente en el mundo es una llamada de atención para que cambiemos como sociedad. Hoy más que nunca, los ciudadanos y las empresas debemos hacernos más responsables por nuestro entorno.  Por ello, me encanta poder trabajar en una empresa que se compromete”. 

Continua en la Parte IV. Da clic aquí

Otros artículos exclusivos para suscriptores