5 sencillas formas para elaborar tu página web

Existen múltiples razones para tener una página web de tu negocio, como un mayor nivel de exposición de tus servicios o productos

claves para un diseño web
claves para un diseño web

Existen múltiples razones para tener una página web de tu negocio, desde mayor nivel de exposición de tus servicios o productos, aumento de captación de clientes potenciales, tener la posibilidad de llegar audiencias globales, entre otros. Si bien te hemos dado consejos para potencializar tu sitio, colocarlo en los primeros lugares del motor de búsqueda, así como diversas redes sociales con las cuales detonar tu sitio web, en esta ocasión te diremos como crear tu sitio web.

A pesar de que en México había durante 2018 72.7 millones de internautas según el Estudio de Consumo de Medios y Dispositivos entre internautas Mexicanos 2018 de la IAB México, de los cuales 7 de cada 10 realizan una compra a través de este medio; aún existen muchas empresas que siguen sin subirse al tren de la red porque creen que es muy caro o complicado de implementar.

Es por ello que, de acuerdo con HostGator, a continuación te decimos cómo crear una página web en 5 sencillos pasos y darle un impulso a tu negocio:

1. Define lo que necesitas

Para empezar resulta resulta fundamental que establezcas el objetivo de tu página y que vaya acorde a tu empresa. Una vez que conozcas cuál es el propósito, te plantearás objetivos específicos, reales y medibles.

Dedica el tiempo necesario a esta tarea y analiza qué buenas prácticas puedes implementar; de esta forma, los siguientes pasos serán más sencillos.

2. Registra tu dominio

El dominio o nombre de la dirección de tu sitio web en internet, es muy importante, porque a partir de cómo lo registres, será la forma en que te ubiquen tus potenciales clientes y aparezcas en los principales buscadores en línea. Por lo tanto, debe tener relación con tu sector y fácil de recordar.

Asimismo, puedes aprovechar este momento para ser creativo y darle a tu dominio un nombre pegajoso y que vaya con tu negocio. De esta forma será mucho más fácil que te encuentren entre tantas opciones.

3. Elige un buen alojamiento

¿Sabes qué es el web hosting? Imagina que tienes un negocio en un centro comercial en donde pagas una renta por vender en un local. En este caso, el inmobiliario de tu tienda sería tu página web, el local en donde tienes tu negocio es el servidor y el nombre de tu tienda es el dominio. Por lo que a este servicio de arrendamiento se le llama web hosting.

Se trata de un espacio virtual en donde se almacenan y administran todos los elementos de una página web. Dependiendo de las características de tu página, requerirás más o menos espacio en un servidor; por eso es recomendable optar por un servicio de web hosting adecuado a tus necesidades y que te brinde la tranquilidad de que tu información está en buenas manos.

4. Construye tu página web

El diseño de tu página web es el siguiente paso que debes tomar para darle forma y realidad a todas las ideas que has planteado desde un principio. Aquí tienes dos opciones: contratar a un diseñador y un programador web que construyan paso a paso tu portal, o buscar una plantilla que se adecúe a tus necesidades.

Cualquiera que sea la opción que elijas, trata de construir un sitio responsivo, es decir, mantener un diseño único que funcione sin problema alguno, tanto en una computadora como en dispositivos móviles. De esta forma tus clientes tendrán una experiencia satisfactoria al momento de contratar tus servicios.

5. Haz pruebas, optimizaciones y mantenimiento

Una vez que tu página esté en línea, no te canses de probarla, usar todas las funciones que has creado así como verificar que todos tus elementos respondan como lo esperas. Recuerda que tener una página con errores puede arruinar por completo la experiencia de tus clientes.

En este caso, la calidad de web hosting que hayas contratado es fundamental ya que te dará la estabilidad y confianza que requiere tu negocio. Posteriormente, mantén tu página actualizada, renueva artículos, incluye banners, videos, contenido y en especial, cautiva a tus usuarios con nuevas estrategias y promociones. Recuerda que tu página web es el mejor mostrador en línea para tu negocio.