5 marcas que volvimos verbos, gracias a su impacto mercadológico

De acuerdo con cifras proyectadas por Statista, un 80 por ciento de la fuerza de una marca vendrá determinada por la calidad de la experiencia que ofrezca a su cliente.

marcas
Foto: Bigstock

Las marcas invierten sumas considerables de dinero para la comunicación de su identidad a través de los diferentes canales de comunicación, basándose en parte de esa ya avanzada tendencia de generar experiencias; sin embargo ¿hasta donde llega ese efecto cuando la marca se vuelve parte de algo muy esencial del consumidor, como el lenguaje?

De acuerdo con cifras proyectadas por Statista, un 80 por ciento de la fuerza de una marca vendrá determinada por la calidad de la experiencia que ofrezca a su cliente.

Las plataformas digitales (en diferentes rubros) han logrado generar un impacto, no sólo entre el lenguaje del país donde fueron desarrolladas, si no que han traspasado las fronteras y se han adaptado al español, por ejemplo.

Y es que, al menos en México, los consumidores han adaptado estas marcas en el lenguaje:

Googlear (Google it en inglés): Reconocido como un verbo en el Diccionario en Inglés Oxford, la palabra se enfoca en enfatizar que vas a realizar una búsqueda en internet a través de la barra de Alphabet Inc.

Y vaya que esa palabra tiene un impacto, ya que 2018 tiene una cifra de 4 mil millones de usuarios de internet en todo el mundo, de acuerdo con cifras de We Are Social y Hootsuite.

Photoshopear: Ubicamos este concepto como modificar una imagen, mediante un recurso digital, no necesariamente el de Photoshop, la solución de la empresa Adobe. Este término es usado también como sustantivo, como por ejemplo “me hicieron photoshop”, en lugar de un “fotomontaje”.

Whatsapear: Los 34 millones de usuarios de la aplicación de mensajería estarán de acuerdo que es muy sencillo decir “nos whatsapeamos” y más, parece que ese término durará más tiempo, ya ha desplazado al término “chatear”, acuñado por los usuarios (o las mamás de los usuarios) de los servicios de mensajería de principio de los 2000.

Twittear: (a Donald Trump le gusta esto) Twitter se convirtió en una red social para comunicar de primera mano algún hecho o suceso que esté sucediendo en tiempo real y la palabra “tuitear” o “tweetear” o hasta “tuit o tweet” se han agregado al lenguaje convencional del español latinoamericano. Y no se diga en Estados Unidos, ya que al ser la herramienta favorita del mandatario estadounidense, la red social recobró popularidad.

Facebookear: siendo que la plataforma de Mark Zuckerberg sea la más popular a nivel mundial con más de 2 mil millones de usuarios, el término que vuelve un verbo a la red social es usado para decir que vas a compartir una foto, un estado o un video a través de esa vía.

BONUS

En el mundo offline y peculiarmente en México, un verbo surgido de una marca ha tomado popularidad, ya que al tratarse de un equipo de futbol con una cierta convocatoria a nivel nacional, lo vuelve presa de los reflectores, y sí hablamos del Cruz Azul.

Cruzazulear: el portador de las desgracias, del “no se puede”, del “ya merito”, es un término relacionado con la calamidad, con el fracaso. Fueron las diversas ocasiones en las que el equipo, nacido en el estado de Hidalgo, ha quedado muy cerca de la gloria, pero que por motivos sospechosos ha terminado en una derrota.

Las marcas están obligadas a comprender como afectan las diferentes experiencias que generan con su público. Deben analizar todos sus puntos de contacto, así como la conducta de sus clientes. Y es un proceso que se inicia desde dentro hacia fuera. Desde la propia conducta de sus empleados, hasta el punto de venta, el producto, la compra, en entorno digital, etc.

En una era donde todos sabemos ya que lo importante es el cliente, el precio y la calidad son relevantes, pero lo que realmente garantiza el éxito de una marca es la manera como llega al cliente.