5 marcas de medicamentos que sólo existen en el mundo del cine o la TV

A través de la práctica del product placement las marcas reales o no han encontrado la oportunidad de colocar sus productos en la industria cinematográfica y su público.

Una práctica frecuentemente usada por las marcas para colocar sus productos en la televisión, el cine, los videojuegos, los videoclips o las fotos y videos en redes sociales es el product placement (o publicidad por emplazamiento). Esta práctica se puede encontrar en muchas partes, como referencia en un diálogo, refuerzo visual o utilería, y a diferencia de los spots tradicionales, este tipo de publicidad sutil tiende a captar la atención de los receptores durante más tiempo.

Para las marcas el mundo cinematográfico es el medio ideal para recurrir al product placement; sin embargo, en muchas ocasiones los productores optan por crear sus propias marcas, ya sea por derecho contractual, derechos de autor, pago de regalías a las marcas, libertad de expresión, etcétera.

Entre los sectores más inventados en el cine destaca la industria farmacéutica, así que, a continuación te presentamos cinco marcas de medicamentos imaginarios que han aparecido en películas y series populares, que de ser reales deberían de pagar una cuantiosa suma a los productores por los efectos colaterales que provocaron.

Focusyn – The Simpson
Bart, uno de los personajes principales de The Simpson, empieza a tomar este medicamento para tratar casos extremos de hiperactividad y síndrome de déficit de atención en el capítulo “Brother´s Little Helper”, causando en el niño cambios de comportamiento anormales.

Quietus – Children of Men
En el mundo apocalíptico de Alfonso Cuarón el gobierno británico suministra gratuitamente Quietus, un medicamento antidepresivo con efectos drásticos sobre el cuerpo y la mente del consumidor. Que funciona muy bien como un método de suicidio apoyado por el gobierno.

Dypraxa – The Constant Gardener
Basada en la novela homónima de John Le Carré esta película presenta una particular crítica sobre la situación del continente africano, así como de las mafias que manejan el mercado de los medicamentos. A lo largo de la película una compañía farmacéutica suministra tratamientos contra la tuberculosis en forma de comprimidos llamados Dypraxa.

ALZ-113 – Rise of the Planet of the Apes
En la nueva versión de esta franquicia el científico Will Rodman (James Franco) trabaja para los laboratorios GEN-SYS que ha intentado desarrollar un retrovirus para la enfermedad de Alzheimer, llamado ALZ-112. Ante el fracaso de la cura, Will creará el medicamento ALZ-113, una cepa más poderosa y efectiva del virus.

Fórmula de Krippen – I Am Legend
Esta cura contra cáncer fue generada por la doctora Alice Krippen a partir de la mutación del virus de las paperas. La puesta en circulación del medicamento degeneró en un virus mutante que convirtió a casi toda la población mundial en zombies.

Anúnciate en la edición especial "Guía de Compras 2020" de la Revista Merca2.0. Regístrate gratis aquí.