Una de las grandes novedades para las marcas y sus estrategias de marketing fue la llegada de WhatsApp Business. El indiscutible papel protagónico que tienen las apps de mensajería instantánea, dio a esta nueva herramienta especial relevancia para los anunciantes, quienes hasta ahora habían encontrado cientos de dificultades para capitalizar este tipo de plataformas.

Sólo para este año se estima que habrá más de 2 mil 180 millones de usuarios de messaging apps a nivel global, de acuerdo con datos de eMarketer.

Sin duda, un mercado al que muchas compañías quieren llegar: hoy por hoy los principales mensajeros en el mercado son WhatsApp con más de mil 500 millones de usuarios, Facebook Messenger con más de mil 300 millones, ambas propiedad de la firma de Menlo Park.

Con estas cifras en mente, queda claro el vacío que WhatsApp Business llego a cerrar y a un año de su puesta en marcha ya son muchas las marcas que lo utilizan. Según cifras de la propia compañía, actualmente son más de 5 millones de empresas que utilizan esta la aplicación.

5 errores que debes evitar

La cifra no es menor. Habla del interés que las marcas alrededor del mundo tienen por capitalizar este valioso recurso.

No obstante, de la misma manera que sucedió con las redes sociales en su momento, hablamos de un terreno en el que mucho tiene por aprenderse y en donde, quien puede dar las mejores lecciones, sin duda puede ser el propio consumidor.

De tal suerte compartimos algunos errores que las marcas deben evitar al momento de incursionar en WhatsApp Business para lograr que sus inversiones rindan fruto.

Acercarse sin permiso del cliente

Las apps mensajería instantánea son un entorno que, a los ojos del consumidor, es mucho más privado y personal, razón por la cual las marcas deben ser cuidadosas en la manera en la que deciden abordar a sus clientes dentro de esta arena.

El primer paso en este sentido, será tener el consentimiento del consumidor. No basta con recabar su número celular mediante otros medios; es necesario notificar y preguntar si está de acuerdo en que está información se utilice para habilitar un canal de comunicación vía WhatsApp.

Manejar la cuenta como un perfil personal 

WhatsApp creció gracias al uso personal que las personas dieron a esta herramienta. No obstante, cuando una marca desea incursionar en este terreno es justo decir que no puede hacerlo utilizando una línea similar a la que, habitualmente, utilizan los usuarios.

Es decir, aunque el medio lo permite, la realidad es que no es bien visto que una empresa se dirija a sus públicos meta con memes mediante este espacio o que envíe mensajes sin respetar las horas de descanso de sus clientes.

Dejar la gestión a la deriva

De la misma manera que sucede con las redes sociales, el perfil de una marca en WhatsApp habla mucho de cada firma, razón por la cual es necesario construir una imagen sólida a través de este canal.

Eso requiere tiempo y experiencia para atender a los mensajes, por lo que la recomendación esta en delegar a una persona esta responsabilidad para no fallar en la estrategia.

No contar con un plan de publicación

WhatsApp Business es una herramienta que, en la mayoría de los casos, funciona para dar soporte al consumidor, de tal manera que las acciones implementadas deben encontrar soporte en un plan previo. Es decir, se recomienda tener un guión que estandarice la atención que se quiere dar a los clientes y contar con una batería de preguntas y respuestas frecuentes para mejorar los tiempos de atención.

Utilizar la herramienta sólo como canal de ventas

WhastApp Business no debe ser un mero canal de ventas; se trata más bien de una herramienta para fidelidad el cliente. Cuando las empresas tienen el número de teléfono de una persona normalmente es porque ésta ya ha realizado alguna compra.