4 consideraciones que debes tener al diseñar un rebranding

notas
  • Rebranding es una acción que puede, entre otras cosas, revitalizar el engagement con los usuarios y modernizar el apartado visual de la marca.

  • Un elemento como el color puede impulsar el reconocimiento el reconocimiento de una marca hasta un 80 por ciento.

  • Lee: 5 consejos para hacer la mejor estrategia de rebranding.

¿Consideras que tu marca ya está obsoleta o inadecuada para el momento en el que vivimos? ¿que necesita evolucionar o refrescarse?, si es así, puede que lo que necesite es un rebranding, los anteriores, son aspectos que sin duda puede tratar.

El rebranding es una acción que puede, entre otras cosas, revitalizar el engagement con los usuarios, modernizar el apartado visual de la marca, impulsar la presencia en mercados saturados y volver a conectar con audiencias que ya estaban desapegadas, etc. ¿Sabías que un elemento como el color puede impulsar el reconocimiento el reconocimiento de una marca hasta un 80 por ciento o que una presentación consistente de la marca pude incrementar los ingresos, en promedio, hasta un 23 por ciento (según lo destaca Lucidpress?

Sin duda, hay beneficios importantes que pueden llegar a las marcas que apuestan por el rebranding, por ello, te compartimos estas 4 consideraciones, destacadas por la firma Yext, que debes tener al desarrollarlo:

1. Piensa de forma crítica sobre los colores

Al elegir los colores nuevos para la marca debes pensar con intencionalidad, es recomendable que elijas un color brillante que solo uses para elementos como enlaces o botones. Recuerda que elegir una paleta de colores adecuada también es de gran ayuda para guiar a los consumidores a través de los materiales visuales que creas y conseguir que se ejecuten las acciones que esperas.

2. Utiliza fuentes de código abierto

Optar por comprar una fuente personalizada para trabajar todos los textos de la marca puede parecer una buena idea para impulsar la identidad, no obstante, debes saber que esto puede elevar los costos para la empresa, por ello, es ideal optar por fuentes de código abierto. En espacios como el sitio web, contar con este tipo de fuentes puede ser de gran ayuda, por ejemplo, ¿sabías que las que ofrece Google pueden incluso impactar en tu sitio mejorando la velocidad del mismo?

3. Usa un sistema matemático para las medidas

¿Para qué necesitas algo así?, tal como lo plantea Yext, durante un rebranding, es necesario tomar decisiones importantes así que ¿por qué no hacerlo de forma más fácil y dejar que la ciencia guíe partes de la toma de decisiones eligiendo una medición de cuadrícula base (por ejemplo, de 8 pixeles) que se pueda extrapolar en tipografías, márgenes y otros apartados?, con un sistema así es más fácil automatizar el diseño y obtener un resultado más consistente y limpio que se pueda adaptar fácilmente a distintos dispositivos y resoluciones.

4. Mantén a todos el el mismo canal

Por último, como seguramente ya sabrás, las marcas evolucionan y se adaptan con el tiempo, incluso las que han experimentado un reciente rebranding, por ello es importante que todos los involucrados con la marca y su diseño cuenten con una fuente de información que les permita mantenerse al tanto de los cambios que reciba o que no debería tener. Dicha fuente puede ir desde un PDF con el manual de identidad hasta un documento compartido en una plataforma especializada.