5 consecuencias de no contar con un plan sustentado en big data

Sólo una cuarta parte de las compañías en el mundo cuenta con un plan sustentado en big data, según Vanson Bourne. Asimismo revela que el 45 por ciento restante tiene el propósito de incorporar la herramienta en un plazo de tres años.

En palabras de Mario Nissan, director general de performance de Flock, el big data se ha convertido en parte esencial de las marcas, al indicar: “no puedo concebir que estemos haciendo marketing y que no tengamos una estrategia de datos para mejorar la forma en la que nos acercamos al consumidor y hacer su experiencia más especial, más personalizada, más ad hoc a lo que busca”.

Y al considerarlo, información de 451 Research recopila las consecuencias de no contar con un plan sustentado en big data, esto con base en la opinión de ejecutivos de IT. Te diremos cinco de ellas.

1. Costos extra: el 44 por ciento de los ejecutivos en el ramo señala que esto se debe a que tienen la necesidad de conseguir datos a través e otros canales que en ocasiones llegan a ser más costosos.

2. Malas decisiones: los datos recopilados de los consumidores o sobre un área geográfica determinada, impulsan la toma de decisiones acertivas y de interés para el público. La opción cuenta con el 38.5 por ciento de las menciones.

3. Insatisfacción: descubrir temas de interés, así como conocer los gustos del público son otro de los beneficios que ofrece el uso del big data. El punto cuenta con el 34.5 por ciento.

4. Proyección: no sólo basta con contar con una herramienta de big data, sino que también con la habilidad de proyectar la información obtenida, lo cual en ocasiones viene de la mano con el programa.

5. Exactitud: el 34 por ciento de los ejecutivos de IT señala que una desventaja es demostrar poca exactitud en sus estrategias, ya que la compañía no cuenta con información certera sobre sus consumidores.