Las plataformas de social media parecen consolidar cada vez con mayor fuerza su posición dentro del mix de medios de las marcas. Los anunciantes entienden estos espacios de interacción como vías de vital importancia para conectar con el consumidor, situación que crece en relevancia al tiempo que los canales que conforman dicho entorno así como la cantidad de usuarios de los mismos se incrementa.

En este sentido, desde eMarketer señala que en 2017 se invirtieron 41.58 mil millones de dólares en publicidad dentro de estas plataformas a nivel mundial y se estima que para este año la cantidad llegará a 50.43 mil millones.

Aún cuando hablamos de herramientas con las que las marcas han interactuado por poco más de una década, lo cierto es que s trata de un entorno en constante evolución que se modifica al tiempo mismo que los intereses de la audiencia lo hacen.

Al respecto, es preciso mencionar los datos entregados por el sitio especializado The Manifest, los cuales indican que el 24 por ciento de los estrategas indican que la falta de estrategia formal es su principal reto, mientras que para el 4 por ciento indico las constantes actualizaciones son el reto a vencer.

Con esto en mente, y a pesar de que resulta complicado generar una fórmula única que funcione para todas las estrategias, compartimos 5 aspectos que serán clave en el rumbo que las acciones dentro de social media tomarán ele futuro inmediato:

Menos texto, más imágenes para las desiciones de compra

En los procesos de búsqueda y evaluación de los productos, los saurios confiarán cada vez más en aquella información que se presente de manera visual. Este fenómeno comienza a mostrar sus primeros indicios; basta con entender el potencial que ahora tiene Instagram en temas de conversión.

De hecho, algunos estados indican que durante 2020 el 50 por ciento de las búsquedas relacionadas con marcas y productos se harán a través de imágenes.

Social commerce en auge

Las compras dentro de espacios de interacción social serán cada vez más comunes, frecuentes y fáciles de realizar, situación que entregará a las marcas un nuevo punto de venta a capitalizar.

Si bien esto no es del todo nuevo, la realidad es que parece que el momento de capitalizar toda la información así como el alcance de espacios como Pinterest, Instagram, WhatsApp e incluso Snapchat para estos fines se encuentra cada vez más cerca.

Las redes sociales siguen creciendo

Estos canales de comunicación e interacción ya tienen cierto tiempo en el mercado, lo que ha llevado a muchos analistas a augurar que las redes sociales, sobre todo las más antiguas, están a punto de llegar a su limite para comenzar con su declive.

Sin embargo, según estimaciones de Hootsuite, las redes sociales van a seguir creciendo. Basta con recordar que durante 2017, un millón de personas nuevas abrían perfiles sociales cada día, ritmo que se mantendrá al tiempo que nuevas ofertas llegan al mercado y las existentes ofrecen funciones diferenciadas.

Lo que si cambiará es la demografía dentro de estos espacios. Se espera que durante los próximos dos años, la plataforma que domine sea Instagram, debido a que ganará relevancia entre usuarios más maduros. Según la fuente antes citada, desde ahora los usuarios son de mayor edad a lo que se esperaba; ahora hay más usuarios de entre 45 a 54 años que de entre 13 a 17 años.

Vídeo ¿como elemento diferenciador?

Para nadie es un secreto que el video se mantendrá como el generador del 80 por ciento del tráfico de internet. Este tipo de contenidos se han convertido en favoritos para los usuarios como para las marcas; sin embargo, este interés lo ha convertido en un lugar común. En otras palabras, pronto serán un commodity, con lo que cautivar a las audiencias a través de este formato será cada vez más complicado.

Las marcas deberán ser capaces de destacar apostando por vídeos diferenciadores que logren sorprender e involucrar a las audiencias. Los videos en streaming así como en 3060º figuran como una buena opción.

Influencers vs. transparencia

Las acciones de influencer marketing seguirán creciendo. Las marcas encuentran en los influencers a grandes aliados para conectar con las audiencias.

No obstante, esta práctica registrará un cambio importante relacionados con estrategias más abiertas y transparentes, donde el contenido patrocinado no se disfraza.

La autenticidad será bien recomendada entre los usuarios y los resultados que una campaña de esta naturaleza logre capitalizar.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299