4 creativas campañas que intentaron aumentar las tasas de natalidad

Definitivamente la natalidad es uno de los temas más delicados teniéndolo como eje central para una campaña publicitaria.

No obstante, los siguientes cuatro ejemplos representan que la creatividad permite sortear una serie de obstáculos tales como la censura, la cultura propia de cada país, y hasta la propia concepción que al respecto puede tener el propio target.

  • Hazlo por Dinamarca! / Dinamarca.

Hasta 2014, en ese país europeo la tasa de natalidad tenía una disminución de hasta 27 por ciento al año, razón por la cual se le encargó a la agencia de viajes Spies Travel la elaboración de una campaña para la cual realizó un estudio descubriendo que los ciudadanos daneses tienen más sexo en vacaciones.

Y luego de lo cual, parte de la campaña incluyó ofrecerle un “descuento de ovulación” a todas aquellas parejas interesadas en viajar, e inclusive, los suplementos necesarios para su bebé durante tres años, siempre y cuando demostraran que había concebido durante su viaje.

  • La noche nacional de las mentas / Singapur.

En esta ocasión no fue una agencia de viajes sino la asociación entre las autoridades de este país asiático con Mentos, la marca de golosinas originaria de Polonia, la que se encargó de realizar una campaña debido a que la tasa de natalidad en ese país asiático era de 0.78 niños por cada mujer.

Consistiendo la campaña en anunciar como “noche nacional” al 9 de agosto de 2012, día en el cual, todos los ciudadanos debían rendirle honores a su país concibiendo bebés, cuyo anuncio pulicitario aquí presentado comienza con la pregunta: “¿Por qué te estás comiendo una menta cariño?”

El anuncio llegó a ser tan exitoso que no solamente cumplió su propósito sino que también se convirtió en viral.

  • Atrévete a salir con un bebé robot / Japón.

A diferencia de lo que podría pensarse, no todas las campañas salen de agencias publicitarias y en este caso, la iniciativa se le ocurrió a un grupo de estudiantes de la Universidad de Tsukuba quienes, dándose cuenta que el gobierno no hacía mucho por solucionar este problema, se dieron a la tarea de crear un bebé robot en 2010.

Lo denominaron Yotaro y no solamente lucía como un bebé de carne y hueso sino que también lloraba, estornudaba e inclusive hasta tenía cosquillas, siendo creado con el único objetivo de despertar los instintos maternal y paternal en las personas para que se decidieran a tener a su propio bebé.

yotaro

  • Un refrigerador por cada bebé / Rusia.

Se trata de otra iniciativa que no pasó por una agencia de publicidad, sino de un proyecto en el cual, el gobierno de Rusia declaró el 12 de septiembre de 2007, como el Día Nacional de la Concepción, en el que no solamente permitió que los trabajadores se tomaran el día libre, sino que también le otorgó a las mujeres que participaron en este acto a hacerse acreedoras de refrigeradores, dinero, o inclusive, automóviles.

Tendencia que fue revertida, en parte gracias a esta exitosa iniciativa, en 2013.

loading...