36% de los consumidores asegura comprar más de lo que debe por culpa de las redes sociales

smartphone
jóvenes con smartphones en las manos. BigStock

La facilidad para comprar online sería también responsable de que los usuarios compren más de lo que creen que deben comprar

Lo más jóvenes son lo que se más se dejan ‘tentar’ por los estímulos online

El crecimiento de las compras por internet goza de una magnifica salud y seguirá mejorando si las previsiones del sector se hacen realidad. Tan solo el año pasado en España, según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), se llevaron a cabo cerca de 159 millones de transacciones online, una cifra que representa un 34,8 por ciento más que en 2017.

Factores como el ahorro de tiempo y esfuerzo, así como la creciente necesidad de obtenerlo todo de forma inmediata inciden en este comportamiento del consumidor, hasta colocar a los residentes de España como los terceros en Europa que cuentan con más facilidades para comprar o asociarse a servicios online.

A más facilidad, más compras

De hecho, esta es una de las conclusiones del Informe Europeo de Pagos de Consumidores realizado por Intrum. Según la investigación 41 por ciento de los consumidores en España considera que debido a las facilidades que tienen para comprar online, consumen más de lo que deberían.

Un porcentaje que supera en 10 puntos la media europea ubicada en 31 por ciento, aunque los compradores rumanos y los polacos les superan con 43 por ciento y 44 por ciento respectivamente.

A las posibilidades de comprar desde cualquier dispositivo y a cualquier hora se suma “la facilidad de acceso a crédito que permite este tipo de consumo: pagos aplazados, pequeños créditos asumidos en el momento de compra etc.”

Una situación que para un 54 por ciento de los encuestados muestra que las compras online facilitan a los consumidores el acceso a crédito, lo que a su vez preocupa a un 58 por ciento, pues consideran que esta accesibilidad a los créditos puede ‘tentar’ a muchos que no deberían pedirlos.

Estas posibilidades se hacen más evidentes entre los consumidores más jóvenes (de entre 18 y 24 años) donde un 66 por ciento muestra inquietud por la facilidad de acceso a los créditos desde sus smartphones, lo que a la larga puede llevarles a un endeudamiento mayor con los problemas que esto les puede acarrear.

El papel de las redes sociales

En cuanto a la percepción del rol que juegan las redes sociales, los participantes en el estudio consideran en un 36 por ciento, que compra más de lo que debería debido a la incitación que surge desde estas plataformas. Y si se trata de los jóvenes, la cifra aumenta hasta un 48 por  en los jóvenes de entre 18 y 24 años.

Una muestra del poder de las redes sociales sobre el consumo que en las nuevas generaciones parece afianzarse, según los datos de este informe.

Anúnciate en la edición especial "Guía de Compras 2020" de la Revista Merca2.0. Regístrate gratis aquí.