3 hacks de edición para escritores que odian la gramática

Una buena gramática otorga autoridad a lo que escribes, una mala ortografía te destruye, por lo que no tomar la responsabilidad de realizar una buena edición , generará críticas con más vehemencia

encuestas

Existen pocos detalles en el mundo de la escritura que están más bajo escrutinio que la gramática. Según el portal de Jeff Bullas, incluso los escritores más experimentados pueden encontrarse a sí mismos luchando con los puntos más finos. Esos mismos escritores experimentados también descubrieron desde el principio que si quieren hacerse amigos de sus editores, deben compartir parte de la responsabilidad de edición.

Si bien es importante ver todos los textos un borrador hasta que se resuelva y envíe el borrador final, siempre es una buena política escribir como si se estuviese a punto de presentar el producto final en ese momento.

Y es que una buena gramática otorga autoridad a lo que escribes. El sitio de Bullas refiere que una mala ortografía te destruye, por lo que no tomar la responsabilidad de conocer y usar una buena gramática a la ligera, generará críticas con más vehemencia.

Uso de aplicaciones de edición en línea.

Si es que deseas convertirte en un mejor escritor con el tiempo, no debes confiar en aplicaciones como Hemingway y Grammarly para corregir tus errores para siempre. Si bien tienen una gran cantidad de valor, existen para detectar los errores cometidos por descuido y no por falta de conocimiento.

En caso de que cometas demasiados errores por descuido y no corrijas o edites tu trabajo, vas a gastar una cantidad excesiva de tiempo estudiando minuciosamente así como solucionar problemas en las herramientas.

Con esto en mente, aquí te presentamos algunas cosas que puedes hacer para mejorar el uso de la gramática, así como tus habilidades de escritura en general.

1. Lee tu propio trabajo

Toma un descanso de tu propia escritura y despeja la cabeza. Después de unas horas, regresa a tu contenido y léelo. Pregúntate si todo tiene sentido, puedes decidir que necesitas más información en algunas áreas y menos en otras. Esto también te ayuda a detectar una buena cantidad de errores. Asegúrate de arreglarlos como los ves para que no tengas que volver a buscarlos más tarde.

Los editores leen una gran cantidad de mala escritura. Si envías un artículo bien escrito y bien organizado con errores mínimos, eso solo podrá elevar la lista de prioridades.

2. Aprende y usa más sinónimos

Las palabras repetidas y comunes son muy mundanas. También tienden a crear problemas gramaticales derivados de la redundancia dentro del texto. Si bien es cierto que no deseas utilizar el habla pedante o las palabras y frases arcanas en tu escritura, hay numerosos ejemplos de palabras que tienen una sensación muy sobreutilizada.

Estas palabras se pueden reemplazar fácilmente con sinónimos que son más interesantes en la naturaleza. Evita frases sobreutilizadas y escanea tu pieza en búsqueda de palabras y frases repetidas.

3. Aléjate de la computadora

De cuando en cuando, esto es simplemente necesario. A veces, la mejor cura para el bloqueo del escritor es dejar de tratar de forzar el problema; aléjate, haz otra cosa que disfrutes, luego vuelve a tu texto con un enfoque renovado, esto ayuda cuando estás bloqueado, pero también cuando tus pensamientos no son claros.

Trabaja con tu cerebro, no en contra de él. Es una receta clara para el éxito no solo en la escritura, sino en todos los aspectos de la vida en general.