3 estrategias que te pueden servir para hacer un buen sampling

A couple testing a sample of beauty products in the mall

Internacional.- El sampling es, básicamente, una estrategia de marketing consistente en la distribución de muestras y es una forma muy eficaz de hacer llegar tu producto a los consumidores y probarlo para demostrar las múltiples cualidades que tiene lo que ofrece. Así, lo que se intenta con el sampling es facilitar que los consumidores prueben y tengan una primera toma de contacto con tu producto.

A continuación, te vamos a ofrecer 3 tipos de estrategias que debes utilizar a la hora de hacer sampling para que este sea un rotundo éxito.

1.- Instalaciones interactivas

Si el soporte en el que muestra tu producto es atractivo a la vista, seguro que será un éxito rotundo entre los consumidores. Como ejemplo, se podría destacar la campaña recientemente realizada por la firma de cereales Honey Nuts (perteneciente a Cheerios) en la que elaboró una valla publicitaria con panales de abejas para demostrar que la miel es el principal ingrediente de sus productos.

2.- Máquinas expendedoras inteligentes

Otra muy buena forma de hacer buen sampling es mediante máquinas expendedoras inteligentes, utilizando, por ejemplo, la tecnología de reconocimiento facial. Para ejemplificar esta estrategia de sampling, se podría hablar de la máquina de vending instalada por Air Miles que, para agradecer la fidelidad de los más de 10 millones de usuarios que ya usan la tarjeta, creó esta máquina expendedora en la que había que sonreír ante ella para activar la tarjeta y recibir premios.

3.- Tiendas Pop-up

Si quieres ofrecer a los consumidores una gran experiencia de marca, sin duda alguna, las tiendas Pop-up son una gran forma de conseguir que los consumidores se interesen por tu marca y se conviertan en potenciales clientes. Un ejemplo de tienda pop-up sería la que McDonald’s colocó en la zona centro de Melbourne con forma de lonchera (o portalimentos) gigante.